Monday, April 25, 2016

El Estilo de vida en el Libro de los Hechos, 2da parte

Jueves, 31 de marzo del 2016

El Estilo de vida en el Libro de los Hechos, 2da parte

El Estilo de vida en el Libro de los Hechos

“1

En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir en su reino y que juzgará a los

vivos y a los muertos, te doy este solemne encargo:2

hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar

de enseñar.3

llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías

que quieren oír.4

contrario, sé prudente en todas las circunstancias, soporta los sufrimientos, dedícate a la

evangelización; cumple con los deberes de tu ministerio.” 2 Timoteo 4:1-5

No iba a escribir, hasta más adelante. Al irnos de la iglesia, mi esposa y yo, solo

queríamos concentrarnos en seguir adelante con nuestro Dios y nuestras vidas. Pero el

día en que nos fuimos, nuestra cuenta de correo estaba saturada con correos de

personas que decían sentir igualmente el deseo de irse. Aun así, no quise persuadir a

ninguno, de una manera o la otra. Pero entonces me recordé de la escritura antes

mencionada. Esta fue la escritura, que mi papá en la fe me leyó cuando me estaba

nombrando como Evangelista en la Conferencia Global de Liderazgo en 2014 [GLC].

Delante de 2,000 testigos hice el compromiso de defender ésta escritura. Predicar la

Palabra, corregir, reprender y animar. Porque llegará el tiempo, y creo que ya llegó, en

que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, se rodearán de maestros que les digan las

novelerías que quieren oír. Entonces recordé el compromiso que había adquirido; estoy

obligado a hablar, denunciar y oponerme a cualquier doctrina que no sea sana. No

pretendo pasar por un erudito de la Biblia, pero la palabra en griego para esa palabra es

hygiano, que significa “ser sano, estar bien, estar saludable”.

Si por cuestión de tiempo, no puedes leer éste extenso documento, básicamente nos

retiramos de International Christian Churches/Sold Out Discipling Movement [cuyo

nombre en español es Iglesias Cristianas Internacionales/Movimiento de Discípulos

Totalmente Comprometidos], porque nos dimos cuenta que la doctrina para verdaderos

cristianos no es sana y tampoco saludable. Tú llegas a ser salvo allí, pero creo que con el

tiempo tienes que salirte, porque el cimiento del movimiento está dañado. Nos

trasladamos al pasado, cuando estudiamos los Principios Básicos por primera vez y

decidimos convertirnos en nobles Bereanos (Hechos 17:10-12), para comprobar si lo que

nuestros líderes religiosos nos dijeron en aquel momento era cierto. En el movimiento, la

mayoría de nosotros, que nos dimos a la tarea de comprobar si lo que se nos estaba

enseñando era cierto o no, lo hicimos de una manera subjetiva. Hacíamos la

comprobación, pero más bien para confirmar lo que en ese momento creíamos cierto.

Fue entonces que por primera vez, desde que nos bautizamos mi esposa y yo,

estudiamos las escrituras, como si no hubiéramos sabido lo que encontraríamos.

Estudiamos con la intención de que la Palabra nos enseñara lo que es la verdad, en vez

Predica la Palabra; persiste en

Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que,

Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.5

Tú, por el

de utilizar las escrituras para reforzar lo que ya creíamos que es la verdad. Cuando lo

hicimos, encontramos más desviaciones de las escrituras de lo que nos esperábamos. Así

que tomamos la decisión de que Dios nos estaba llamando a salir de ICC [siglas para

International Christian Churches].

¿A quién está dirigido?

Antes que nos refiramos al “qué”, “cuándo”, “por qué” y “cómo”, quiero primeramente

empezar definiendo a quien está dirigido el presente documento.

A Kip McKean

Hermano, sin duda, si no hubiera sido por tu fe, visión, y pasión por ganar al mundo para

Dios, muchos de nosotros no hubiéramos conocido a Cristo de la manera que hoy lo

conocemos. Por ello, te damos las gracias. Dicho lo anterior, paso a lo siguiente: me

preocupa que hay algunos desaciertos en tu enseñanza que requieren de tu cuidadosa e

inmediata consideración. Entiendo que tienes cerca de 40 años dedicado a esto, y puedes

sentir más bien que es un agravio de tipo personal. Por favor, entiende que ese no es el

propósito, tampoco es una agresión en contra de lo que has construido. En este punto de

mi vida, ya no formo parte de tu organización, así que la manera en que reacciones, no

afecta de ningún modo las decisiones que tomo en mi vida. El fin de éste documento es

exhortar, más que reprender. (1 Timoteo 5:1).

Al Grupo de Líderes de Sector Mundial y Liderazgo Central de las Iglesias

Cristianas Internacionales

Sé que a muchos de ustedes, nuestro hermano Kip los ayudó justo en el momento que el

movimiento anterior colapsó, y muchos estaban heridos y confundidos sobre lo que

estaba sucediendo. El los ayudó a renovar su fe, matrimonio, visión y amor por Dios. Él

tenía la facultad de responder y explicar todas esas preguntas que, en ese momento

ningún otro lo podía hacer. Todo lo que les pido es que al momento de leer este

documento, no permitan que un sentimiento afecte o influya en su juicio. No estoy

tratando de destruir lo que están construyendo, sin embargo, creo que ustedes tienen

responsabilidad hacia nuestro hermano Kip y hacia las personas bajo su cuidado. Si

nuestro hermano Kip se desvía de la doctrina y teología, ustedes tienen la responsabilidad

de ayudarlo a volver a la sana doctrina, porque él es el líder de su movimiento. Ustedes

también tienen responsabilidad con la gente bajo su cuidado, asegurándose que están

siendo adecuadamente instruidos en la Palabra de Dios (1 Pedro 5:2-4). Nuevamente,

esto no es una reprensión, sino más bien una exhortación.

A todos los Evangelistas y a todas las Líderes de Mujeres de la ICC

No podemos sentirnos libres de la culpa de nuestros líderes, si apoyamos sus decisiones.

Muchos de ustedes están conscientes de las cosas que voy a mencionar. Hablamos

sobre ellas, cuando nuestros líderes de Sector Mundial no estaban presentes. Como

podrán ver en éste documento, una persona que está sólo por agradar a la gente, dice

muchos más “amén”, de lo que es necesario. Ustedes adquirieron el mismo compromiso

que nosotros (2 Timoteo 4:1-5). Ustedes estudiaron los mismos Principios Básicos, que

estudiamos nosotros. No les digo que se subleven, pero lo que sí les digo es que

necesitan hacer lo que sea necesario para cumplir con el compromiso adquirido.

A todos los discípulos remanentes de ICC

Sabrán exactamente a lo que me refiero.

A cada discípulo miembro de ICC

Nuevamente, no estoy incitando a que nadie se rebele. Sin embargo, tienen que entender

que fue Jesús quien murió en la cruz por sus pecados, no fue ningún líder dentro o fuera

del movimiento. Todos tendremos que dar un día cuentas en el día del Juicio. Lo que

tienes es la responsabilidad personal delante del Señor de someter a prueba los

espíritus (1 Juan 4:1). Espero que puedas inspirarte a ahondar en las Escrituras y

desarrollar una relación más profunda con el Señor.

Lo que éste documento es y lo que no es

Estoy consciente que en éste documento tocaré temas muy sensibles, así que quiero

dejar claro desde un principio lo que es y lo que no es:

Lo que este documento no es

• No es otra carta de Henry Kriete – no estoy tratando que el movimiento se

desmorone. Simplemente estoy respondiendo a las preguntas que nos han

formulado.

• No es un ataque personal contra ningún líder de la ICC- no tengo ningún interés

en perjudicar a nadie.

• No estoy intentando causar división (según la definición de la Biblia). No es mi

intención iniciar un grupo nuevo (al contrario, mi esposa y yo estamos buscando

un grupo ya establecido, al cual podamos unirnos y formar parte) y tampoco estoy

tratando de apartar a las personas de las enseñanzas bíblicas del evangelio de

Cristo Jesús y del Reino de Dios.

• No soy la máxima autoridad, definitivamente la máxima autoridad es Jesús y lo

que todos nosotros debemos hacer es ocuparnos de nuestra salvación con temor

y temblor (Filipenses 2:12-13).

Lo que este documento es

• Es una explicación de nuestras acciones- hay personas que quieren saber las

• Estamos documentando nuestra experiencia dentro del liderazgo de la ICC, y

razones por las cuales nos fuimos de la iglesia.

de nadie más, lo que nos pasó a nosotros dentro del liderazgo, y que estoy por

• Esto es nuestra convicción, resultado de mucha oración, ayuno y el estudio de

relatar, no significa que les pasa a todos. Sin embargo, tengo la sospecha que

así es.

la Biblia. Nuevamente, basamos nuestra convicción sobre la doctrina y

prácticas de la ICC, en la Palabra de Dios. Esto no quiere decir, que todos

deben creer en lo que nosotros creemos para ser salvos. Esto es lo que

nosotros creemos de la Palabra de Dios y que es lo mejor.

conducta.

• Esto es una invitación para mis hermanos y hermanas en Cristo, a cuidar su

Finalmente, a partir de ahora, está en tus manos decidir cuál será tu reacción y tu

respuesta hacia la siguiente información. No obstante, creo que éste documento lo leerán

dos tipos de discípulos: discípulos maduros y discípulos inmaduros. El discípulo inmaduro

hará dos cosas: 1. Utilizará éste documento como apoyo para enfrentarse y rebelarse en

contra del liderazgo de la ICC y al final personas se apartaran e irán tras ellos. Éste es el

enfoque inmaduro. No te rebeles. Si tú crees que las cosas no van a cambiar desde

adentro, entonces sólo retírate, tal y como lo hicimos nosotros. 2. Probablemente hará

caso omiso de éste documento, aún sin considerar que una parte, la mayor parte o todos

los argumentos a los que hago referencia, puedan ser ciertos. Tristemente, basado en mi

experiencia, esto es lo que he visto que pasa en el liderazgo. En vez de buscar y

reflexionar en las Escrituras que hago referencia, simplemente deciden que están en lo

correcto y lo que hacen es ignorar al relator sin siquiera constatar las cosas que se

exponen. Dirán cosas como: “está herido”, “amargado”, “allá afuera”, “ni sabe lo que está

diciendo”, “no es un discípulo”, “es divisivo”, “arrogante”, “satanás lo utiliza”, “es un

desertor”. Todo esto desvía la atención del tema que voy a tratar. Es una técnica que

ministros de la vieja escuela utilizan para desacreditar al relator y desviar la atención de

su mensaje. Terminan marcando y desconfraternizando al sujeto, porque lo que dice

“daña a la congregación”. Puedes responder de esa manera, si tú quieres, lo cual no te

lleva a nada más que a tener un amigo menos en Facebook.

Sin embargo, el discípulo maduro examina el contenido y las escrituras que se exponen

en éste documento. Aunque no cambie su convicción con respecto a los asuntos que se

plantean, extraerá alguna enseñanza para su andar personal, sobre la estructura y

normas del movimiento; y buscará mejorar aquello que necesite ser mejorado. Corregirá

aquello que necesite ser corregido, para seguir avanzando el Reino. O quizá se

identificará con las cosas que aquí se exponen, y después de estudiar la Biblia y orar, le

dará el valor para tomar las mismas decisiones que tomamos mi esposa y yo.

La razón por la que nos fuimos

Cualquiera en la ICC estaría de acuerdo conmigo que en ocasiones causan conflicto las

decisiones que se toman. Una campaña para recaudación de fondos, un esfuerzo extra

para la Ofrenda Especial, el que envíen a un líder joven de tu iglesia a otro lugar, el que te

den una orden para hacer algo que realmente no quieres hacer, etc. Estoy seguro que

podríamos nombrar una larga lista de cosas. La mayoría del tiempo respondemos con un

“amén” y nos adentramos en lo que sea que se tenga que hacer y seguimos adelante

pensando que “así son las cosas en el Reino”, “es la necesidad del momento”, “el

movimiento necesita avanzar”, o sea cual sea la expresión que venga a tu mente.

Después de 7 años y medio de decir “amén”, me decidí a investigar y a buscar las

escrituras que respaldaban lo que hacíamos. Me sentí obligado a hacerlo, básicamente

por el compromiso que adquirí cuando me nombraron Evangelista, ya que es mi

obligación asegurarme que la doctrina es sana.

Me di cuenta que las cosas eran diferentes a cuando yo me bauticé. Cosas estaban

cambiando y algo en mi interior me decía que no era para bien. La realidad es que tuve la

convicción de dejar la ICC después de estudiar su doctrina y darme cuenta que no era

una sana doctrina. No busqué consejo en la ICOC [International Church of Christ, Iglesia

Internacional de Cristo]. No hablé con alguien que estuviera marcado o

desconfraternizado, hasta después de haber tomado la decisión de irme. Leí los

documentos oficiales de la iglesia: La serie de Los Principios Básicos de Estudio Bíblico,

La Revolución a través de Restauración I, II y II; Las Diferencias Bíblicas entre la ICOC y

la ICC, Preocupación por Todas Las Iglesias, & kipmckean.com.

Después de haber leído los documentos oficiales, llegué a la conclusión que la razón por

la que sentíamos que algo no estaba bien, es porque algo no está bien. Es la base sobre

la cual el movimiento está siendo construido. Hoy en día, son al menos tres cosas las que

están mal con respecto a los cimientos de la ICC (creo que puedes encontrar muchas

más, pero fueron cuatro lo suficiente para tomar la decisión de retirarme):

1. La aplicación herética de las Cinco Convicciones básicas

2. La estructura empresarial en el liderazgo del movimiento que acepta el pecado en

el liderazgo

3. Un movimiento enfocado en el dinero

La aplicación herética de las Cinco Convicciones Básicas del Movimiento

Quiero empezar diciendo que estoy completamente de acuerdo con 3 de las 5

Convicciones Básicas. Una de ellas es una opinión y un buen objetivo, con el cual

concuerdo y otra es totalmente herética. Sin embargo, con lo que estoy completamente

en desacuerdo es en cómo aplicamos todas esas cinco convicciones.

La Iglesia según la Biblia vs, La Iglesia según el Nuevo Testamento Extraído del

texto del artículo “Las Diferencias Bíblicas entre la Iglesia Internacional de Cristo y Las

Iglesias Cristianas Internacionales”, en donde Kip escribe:

“La Iglesia de Cristo tradicional [Mainline Church of Christ] se formó del Movimiento de

Restauración en los Estados Unidos a principios de 1,800, por Thomas Campbell,

Alexander Campbell y Barton Stone, por nombrar algunos. Su llamado era a “restaurar la

Iglesia según el Nuevo Testamento”. Por lo tanto, creían que a pesar de que el Antiguo

Testamento era inspiración divina e históricamente preciso, se basarían únicamente en el

Nuevo Testamento para su fe y en la práctica, al decidir asuntos doctrinales, incluyendo

la organización eclesiástica. Actualmente ésta es la convicción de los principales líderes

de la ICOC.

Sin embargo, nosotros en la ICC creemos al igual que Pablo, quien escribió a finales del

año 66 AD [Anno Domini, Año del Señor], unos 35 años después del inicio de la iglesia:

“Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para

corregir y para instruir en la justicia” (2 Timoteo 3:16). Hablando técnicamente, la

palabra “escritura” en éste pasaje se refiere solamente al Antiguo Testamento. Ahora, por

inspiración del Espíritu, creemos que se aplica igualmente al Nuevo Testamento. Sin

embargo, aunque creemos que “Ya no estamos sometidos bajo la “Ley” (Colosenses

2:13-14), los conceptos Bíblicos como: “el llamado al remanente”, “salir en cita y el

matrimonio solo entre discípulos” y “un líder principal y un liderazgo central para el

movimiento de Dios” se encuentran en el Nuevo Testamento, pero para estos asuntos tan

importantes, podemos acudir de manera profunda y extensa al Antiguo Testamento. Así

mismo el “Principio de Jetro” para el liderazgo se encuentra en Éxodo 18 y es el que nos

permite dirigir y encargarnos de miles del pueblo precioso de Dios. Por lo tanto, creemos

que tenemos el encargo de Dios de levantar congregaciones basadas en ambos, en el

antiguo y en el nuevo testamento, una “Iglesia según la Biblia”, y no solamente una

“Iglesia según el Nuevo Testamento.”

Al principio leía esto una y otra vez, y me esforzaba por defender nuestra causa, pero no

pude dejar de preguntarme a qué se referían Thomas Campbell, Alexander Campbell, y

Barton Stone, cuando se referían a su llamado a “restaurar la Iglesia según el Nuevo

Testamento”. ¿No era su intención regresar a la iglesia según la Biblia? Kip siempre

predica sobre la evangelización de las naciones en ésta generación, “que si lo lograron en

el primer siglo, lo podemos lograr en el siglo 21!” No es eso un intento de restaurar la

Iglesia según el Nuevo Testamento? En La Revolución a través de Restauración de Kip

(el cual todo alumno de ICCM tiene que leer), dice lo siguiente:

“Durante mis años en Charleston y Memphis, me dediqué a estudiar profundamente el

Antiguo Testamento. En este momento crucial de mi vida, llegue a la profunda convicción

de que, a diferencia de la Iglesia Tradicional de Cristo, la cual dice ser tan solo una

“Iglesia según el Nuevo Testamento”, un mejor entendimiento del plan eterno de Dios nos

llevaría a ser una Iglesia según la Biblia.”

Revolución a través de Restauración I

“El Señor me permitió empezar la restauración de la Iglesia según el Nuevo Testamento

con un pequeño grupo de 30 potenciales discípulos en la sala de los Gempel en Junio de

1979 en Boston.”

Revolución a través de la Restauración II

Aquí tenemos 3 artículos escritos por la misma persona en 3 diferentes períodos. En el

primer artículo (RtRI) dice que es mejor ser una iglesia según la Biblia que una Iglesia

según el Nuevo Testamento. En el segundo artículo (RtR2), proclama la restauración de

la Iglesia según el Nuevo Testamento. Y en el tercer artículo (Diferencias Bíblicas),

condena a la ICOC por ser una Iglesia según el Nuevo Testamento. A mi entender, lo

correcto para Kip es lo que le que le conviene en ese momento.

En el artículo de Las Diferencias Bíblicas entre la ICOC y la ICC, se hace referencia que

el error que cometen es que al tomar decisiones en temas doctrinales, incluyendo la

organización eclesiástica, se basan únicamente en el nuevo testamento, citando la

escritura de 2 Timoteo 3:16-17. Esa escritura, 2 Timoteo 3:16-17, no tiene nada que ver

en la toma de decisiones doctrinales, ya que está relacionada con la organización

eclesiástica. Tiene relación con enseñar, corregir, reprender, entrenar, sobre todo por

medio de la predicación, porque las personas seguirán la falsa doctrina. (2 Timoteo 4:1-3).

¿Por qué no dejamos que la Biblia nos de su interpretación, en vez de usar la biblia para

respaldar nuestras ideas? ¿Cómo podemos decir que ya no estamos sujetos bajo la Ley,

si a cualquiera que no da su diezmo, se le amenaza con ponerlo en disciplina? Diezmar

es un mandamiento del antiguo testamento. ¿Cómo nos atrevemos a decir que no

estamos sujetos bajo la ley, si utilizamos la escritura de Deuteronomio 17:12-13 para

desconfraternizar a cualquiera que manifiesta oposición? A mi parecer, somos personas

sujetas bajo la ley. La razón por la cual nos apoyamos en gran manera en el antiguo

testamento es porque sin él, no podemos aplicar la falsa doctrina, de que en el

cristianismo tiene que haber un liderazgo centralizado con un líder principal. Yo no tengo

ningún problema en utilizar el antiguo testamento para enseñar, reprender, corregir y

moldear el carácter de hombres y mujeres, como nos enseña en 2 Timoteo 3:16-17; pero

utilizar el antiguo testamento para determinar la organización eclesiástica, no es una

doctrina saludable. Creo en que la iglesia sea una iglesia según la biblia, pero no como la

ICC lo interpreta.

En el Movimiento, estas “Convicciones Básicas” se aplican de una manera que hacen

que la gente se sujete a tradiciones de hombres, por ejemplo: el discipulado (tomado de

Éxodo 18), un líder principal (tomado de Números 27:15-17), sacrificio financiero

(Malaquías 3:6-12). No creo que tenga nada de malo el discipulado, tener un líder

principal y dar semanalmente tu ofrenda. Pero, cuando no les damos a las personas la

opción de decidir por sí mismos en qué medida puedan aplicar estas tradiciones de

hombres es sus propias vidas, creo que tomamos atribuciones que las escrituras no nos

confieren. Antes de que las personas se bauticen les hablamos de las cosas a las que

deben estar sujetas, cosas que no nos hacen distintos a los fariseos, por ejemplo: que

tienen que tener un discipulador, una persona que los va a discipular explicándoles de

que así funciona el discipulado en nuestra congregación; que se tienen que someter al

Líder Principal; que tienen que dar su ofrenda y muchas otras. “¡Ay de ustedes,

maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Les cierran a los demás el reino de los

cielos, y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo.” Mateo 23:13-

14. ¿Cómo podemos decirles a las a las personas que están próximas a bautizarse en

nuestra congregación, que tienen que creer en una Iglesia según la Biblia, y les

exponemos nuestra interpretación y creer que estamos haciendo un servicio por los

perdidos o para Dios?

Interpretación de la Escritura

Otra cita extraída del artículo Revolución a través de la Restauración:

“Además de eso, difiero con las Iglesias de Cristo tradicionales, cuyo credo es “hablar

donde la Biblia habla y guardar silencio en donde la Biblia guarda silencio. Éste credo

ordena que una persona, debe recibir autorización específica por mandato, ejemplo o

conclusión extraída de la Biblia para poder realizar algo. Lo que produce una forma de

pensar legalista y farisaico, que propagó división y disensión y que dio como resultado la

fragmentación de las Iglesias de Cristo tradicionales.

Por ejemplo, el mandato de únicamente “llamar a las cosas de la Biblia, por los nombres

Bíblicos”, es contradictorio, ya que la palabra Biblia no aparece en la Biblia! Después del

estudio de las Escrituras, llegué a pensar lo contrario. Pienso que debemos guardar

silencio donde la Biblia habla y que debemos hablar donde la Biblia guarda silencio. Dicho

en otras palabras, el Cristiano simplemente debe obedecer en donde la Biblia habla y sólo

hablar (tener opiniones) donde la Biblia guarda silencio.

Al construir una vida, una iglesia o un “sistema” para un movimiento, somos “libres” de

hacer cualquier cosa que, por mandato, ejemplo o por deducción, no lo prohíba

específicamente las Escrituras (Colosenses 2:6-23). El que busca la verdad de corazón,

se esforzará por ser fiel a la dirección del espíritu de las Escrituras.”

Aclaro que estoy completamente de acuerdo con esta convicción, pero la aplicación de la

misma es la razón por la que nos fuimos. Lo que realmente se practica es que NO somos

libres de elegir nada, sino que es Kip y aquellos a quienes él designe, los que tienen toda

la autoridad para hablar donde la biblia guarda silencio. Cuando Kip o los líderes que él

levanta formulan una opinión sobre algún tema, el resto de nosotros se sujeta a ella. Por

ejemplo, se decidió que en el mes de febrero se levantaría una ofrenda para misiones de

3 veces. Estoy seguro que la biblia guarda silencia en cómo, cuándo, y cuánto debemos

recaudar para plantar iglesias, pero alguien habló en donde la biblia guarda silencio y

ahora todos debemos sujetarnos. El año pasado alguien decidió cuánto costaría la

Conferencia Global de Liderazgo. De acuerdo. Pero luego todo evangelista era acosado

con correos semanales, y a veces hasta diarios, pidiendo un informe actualizado de

cuántas personas se habían registrado, para cubrir con el presupuesto. Nuevamente,

alguien habló donde la biblia guarda silencio, y luego nos hacen obedecer y cumplir, como

que si se tratara de doctrina de la iglesia. ¿Cuándo me corresponde hablar donde la biblia

guarda silencio? En el movimiento, nunca.

Otra cita extraída del artículo Diferencias Bíblicas y su interpretación bíblica:

“Aunque la ICOC estaba de acuerdo con estas prácticas, durante la Reunión para la

Unidad en Long Beach en el año 2002, se hizo un llamado a eliminar el liderazgo de

Sector Mundial, Líder Evangelista y Líder del Ministerio de Mujeres; ya que dichos “títulos”

no se podían encontrar en el nuevo testamento. De modo que fueron considerados “no

bíblicos”.”

Investigué un poco sobre lo que realmente cree la ICOC y encontré la respuesta de Mike

Taliaferro en el 2014, a un artículo escrito por Raúl Moreno (que por cierto, parece que ya

lo quitaron de nuestros archivos....)

“Otra afirmación que nos llamó la atención es, “Las Iglesias de Cristo Tradicionales y

las ICOC en la actualidad, en general creen que los principios y métodos que se

pueden aplicar en la iglesia, se encuentran solamente en el nuevo testamento.

Incorporaron las enseñanzas del Movimiento Americano de Restauración de la

década de 1,800. Thomas Campbell, uno de los primeros líderes del movimiento de

restauración, dijo: “Habla donde la Biblia hable y guarda silencio donde la Biblia

guarde silencio.” En otras palabras, si no se encontrara un mandato o disposición

explícita en el nuevo testamento, entonces cualquier otra práctica sería “no basada

en las escrituras”. Por ejemplo, para la Iglesia Tradicional de Cristo era pecado

utilizar instrumentos musicales durante el servicio, porque no se utilizaban en las

iglesias del nuevo testamento, con excepción de los que se utilizan en el cielo,

como aparece en Apocalipsis.”

Esta afirmación es una idea totalmente distorsionada de la ICOC. En primer lugar, la

construcción de iglesias, los asientos en la iglesia, los libros de las canciones, las charlas

bíblicas, el discipulado, el día de “Trae a tu Vecino”, la amplificación del sonido, las

bandejas para servir la Santa Cena y las invitaciones impresas, no se encuentran en las

páginas del nuevo testamento. No tenemos ningún problema con todo ello. Son

obviamente recursos útiles para poder cumplir con lo que la biblia nos manda. Sé que no

hay un solo evangelista o anciano de la ICOC que crea, que cualquier práctica que no se

mencione en la biblia, es “no bíblica”. Y debes saber Raul, que la mayoría de nuestras

congregaciones utilizan instrumentos musicales en sus servicios. ¿Por qué nos acusas de

algo que simplemente no creemos? La mayoría de nosotros sabemos que podemos hacer

cosas que no manda o dispone explícitamente el nuevo testamento, siempre y cuando

sean de ayuda. Simplemente no estamos de acuerdo con sus prácticas actuales.

Otra afirmación que haces es: “Este conflicto entre la interpretación bíblica y la

aplicación dio lugar a lo acontecido en los años 2002-2003. Los conceptos tales

como Líderes de Sector Mundial, Líderes de Sector Geográfico, discipulado, charlas

bíblicas, liderazgo central y “líder del movimiento” fueron anulados y considerados

“no bíblicos”. Debes de estar bromeando Raul! Claro que parte de la discusión fue el

tema de los conceptos doctrinales, pero no fue el problema principal a tratar. Lo que dio

lugar a los eventos del 2003, fue que nuestro líder perdió credibilidad ante aquellos a los

que dirigía. Lo que dio origen a muchos de los problemas en el 2003 fue el abuso de las

estadísticas, el estilo de liderazgo autoritario que estaba lastimando a discípulos de varias

de nuestras iglesias y el constante saqueo a las iglesias de Estados Unidos para apoyar a

la iglesia de Los Ángeles. Muchos opinaban que el liderazgo necesitaba un cambio.

Nuestra estructura de liderazgo no estaba preparada para cumplir con las exigencias

propias de una familia internacional de iglesias en crecimiento. Durante dos décadas

habíamos estado bajo un sistema tipo católico, en el cual todo el poder residía en un

hombre. Se hizo evidente que ese hombre necesitaba tomar las cosas con calma por un

tiempo y recuperarse espiritualmente. Kip, como un detalle a su favor, pidió perdón en

público por sus pecados en varios lugares. El cambio era imperante y se empezó a dar.

Poco tiempo después de que Kip hubiera sido removido de sus cargos, apareció la carta

de Henry Kriete, la cual dio lugar al enojo de muchos discípulos alrededor del mundo, que

habían sufrido por ciertas prácticas dentro de la iglesia. De hecho, los siguientes dos años

fueron bastante dolorosos. Personalmente viví todo esto y sé que el origen de la tormenta

no fue “interpretación bíblica”. La causa de la tormenta de fuego, fue un liderazgo

fracasado y no bíblico y conflictos no resueltos. Da la impresión de que quisieras escribir

de nuevo la historia. Cabe señalar también que muchos de los ejemplos de las prácticas

“no bíblicas” que detallaste, las seguimos practicando hoy día en las ICOC. Yo mismo soy

un “Líder Evangelista”. Aunque ya nadie utiliza el título de Líder de Sector Geográfico,

seguimos teniendo muchos hombres que llevan a cabo responsabilidades similares, tal

como lo hizo Tito en el nuevo testamento. Naturalmente, la mayoría de nuestras iglesias

tienen charlas bíblicas y discipulado. Necesitas informarte bien.”

Alguien está mintiendo. Siempre se me enseñó que la ICOC cree en una interpretación

diferente de las Escrituras. Sin embargo, un “Líder Evangelista” de la ICOC dice lo

contario. Me da la impresión de que se nos dijo que la ICOC creía en algo diferente para

que todo el remanente de discípulos nos quedáramos en nuestro movimiento y no nos

fuéramos a ICOC. Nunca he puesto un pie en las ICOC desde que me convertí en un

discípulo, pero conozco a muchos del movimiento que si lo han hecho. Ni tan sólo uno ha

regresado y dicho que cree de diferente manera en relación a la interpretación de las

Escrituras.

En relación a la Escritura que citas en tu artículo Revolución a través de Restauración:

“Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue

tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no

conforme a Cristo. Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en

Cristo; y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido

esa plenitud. “Colosenses 2:8-10

La escritura dice que en Cristo hemos recibido esa plenitud. Dice que él es la cabeza de

todo poder y autoridad. Entonces, por qué necesito de un intermediario entre Cristo y yo,

para que hable donde Jesús ha guardado silencio. ¿No debería yo, por medio de oración,

ayuno, estudio de la Biblia y consejo, llegar a mi propia conclusión sobre cómo debería de

vivir mi vida? Si no hago esto, corro el peligro de que alguien me haga prisionero de una

filosofía vacía y engañosa (como las interpretaciones bíblicas de la ICOC), la cual está

basada en tradiciones humanas tales como Líderes de Sector Mundial, Evangelista,

Discipulado; que siendo implementadas correctamente son buenas y saludables. Pero no

las hemos aplicado de una manera saludable y es por lo cual muchos abandonan el

movimiento, aún en este momento que escribo ésta carta.

La segunda cuestión sobre esto es que, cuando levantas un movimiento entero basado en

la idea de hablar donde la biblia guarda silencio, es que terminas hablando donde la biblia

habla. Por ejemplo:

“Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni

por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.” 2 Corintios 9:7

De acuerdo con la Biblia, tengo la libertad de decidir lo que yo quiero dar. Sin embargo, en

mis 8 años en el movimiento, ni tan solo una vez se me otorgó la opción de decidir cuánto

podía dar para la Ofrenda Especial para Misiones. Siempre se me dijo que lo que tenía

que dar era o 20 veces, o 9 veces, o 5 veces, etc. No tengo claro, en qué momento

“nosotros” participamos en la toma de esas decisiones. De acuerdo con la biblia, yo tengo

la libertad de decidir cuánto voy a dar, es más, tengo la libertad de decidir si quiero dar o

no. Una vez más, Kip habla donde la biblia guarda silencio, así que implementó la

Ofrenda Especial para Misiones y después nos llevó a todos a darla y así ajustarnos al

plan de Dios. Lo siento, pero parece que el plan de Dios es totalmente contrario a la

Palabra de Dios. Por lo tanto, llego a la conclusión que esto no es el plan de Dios, y por lo

tanto no es un Movimiento de Dios. Un líder de Dios no iría en contra de la Palabra de

Dios deliberadamente una y otra vez; incluso después de que muchos de éste movimiento

y del anterior le han advertido sobre éste tipo de conducta.

El discipulado es un mandato, no es opcional

Estoy 100% de acuerdo con esto. Todos necesitamos del compañerismo de los hermanos

y de las hermanas, porque nos ayuda a mantenernos en el buen camino. Pero la

implementación de esto, no es más que una manera de controlar al rebaño.

Extraído de tu artículo Diferencias Bíblicas:

“Vivimos en un mundo moderno, con agendas ocupadas, en una sociedad individualista y

altamente estructurada, por lo que llegamos a la conclusión de que la única manera de

asegurarnos de que cada miembro de nuestra congregación reciba discipulado, es

teniendo una estructura de discipulado, parejas de discipulado.”

Al leer esto, entiendo que Kip analizó la estructura del mundo moderno actual y llegó a la

conclusión que la única manera de garantizar que cada miembro de nuestra congregación

recibe discipulado, es tener una estructura de discipulado. En lugar de estudiar las

escrituras y definir cómo es la cultura en el Reino de Dios e imitar lo que vemos en la

biblia, tomó como referencia al mundo y dijo: “el mundo está altamente estructurado, por

lo tanto el reino necesita estar altamente estructurado.” Creo que no son necesarios los

detalles, del por qué esto es mala teología. (Pero luego daré detalles).

El problema es que eso crea que nuestro concepto sobre otros discípulos alrededor del

mundo sea de ellos contra nosotros. Estamos mentalizados de que si un grupo no tiene

un plan estructurado de discipulado, entonces ese grupo no cree en el discipulado. Es una

manera superficial de juzgar si una persona es discípula o no. Existe la posibilidad de que

alguien esté de acuerdo con tener un discipulador y que no sea un discípulo. Por lo que

no lleva a la raíz del asunto. Si alguien no busca consejo, ayuda, orientación, corrección,

enseñanza, entrenamiento y reprensión, muy probablemente no le importa la santidad o

realmente no es un cristiano.

Si lo que la biblia dice no es suficiente, concentrémonos en los hechos; el discipulado ha

fracasado o está fracasando. Mira las estadísticas de las caídas alrededor del

movimiento. Actualmente es casi un 80%. Incluso en Los Ángeles la estadística de caídas

es casi un 90%. (369 personas se bautizaron y 337 personas se fueron de la iglesia de

Los Ángeles en el año 2015). Así que claramente no está funcionando y no funcionó en el

movimiento anterior (porque según Kip, esto fue una de las primeras cosas que se

eliminaron cuando el movimiento se disgregó); entonces, ¿por qué lo seguimos

practicando? Sencillo, es la manera más efectiva para que el liderazgo difunda el

adoctrinamiento a través del compañerismo.

Como líderes se nos adoctrinó repetidamente que en los tiempos de discipulado

habláramos sobre Las 5 Convicciones Básicas, o sobre el Proyecto Corona de Espinas, o

sobre la Ofrenda Especial, o sobre la Conferencia Global de Liderazgo o sobre a quiénes

se tenía que eliminar de las redes sociales porque estaban marcados o

desconfraternizados. ¿Era esto lo que necesitábamos hablar en un tiempo de

discipulado? ¿No era sobre santidad, rectitud, fe, esperanza, amor u otras cosas

parecidas lo que realmente hablaba Jesús? El discipulado no es para que los discípulos

se mantengan fieles, sino para que los discípulos se mantengan adoctrinados en nuestra

singular teología.

Un Liderazgo Central con un Liderazgo Principal vs Congregaciones autónomas

“A través de toda la biblia vemos que los israelitas estuvieron más fuertes con el Señor,

cuando tuvieron un líder principal: Moisés, Josué, Samuel, David. De hecho, en los

tiempos en los que no lo tuvieron, en el libro de los Jueces dice: “En aquella época no

había rey en Israel; cada uno hacía lo que le parecía mejor.” (Jueces 21:25) En el nuevo

testamento, es Jesús el líder del “Movimiento”. Asombrosamente, cuando Él asciende al

Cielo, fue Pedro el que tomó esa responsabilidad como “el apóstol para los judíos”, por lo

que los primeros siete años de cristianismo sólo judíos se convirtieron en cristianos.

Resulta interesante, que después de que Pablo se convirtió en “el apóstol de los

gentiles”, el liderazgo del movimiento, Hechos 15, pasó al medio hermano mayor de

Jesús, Santiago. En el Concilio de Jerusalén, Santiago, después de escuchar ambas

partes sobre el asunto de la circuncisión, da su “dictamen” de manera excepcional y con

autoridad, el cual más tarde es trasladado a todas las iglesias. (Hechos 15:19-24) Incluso

Pablo, después de sus viajes misioneros se reportaba con Santiago y se sometía a su

dirección. (Hechos 21:24). La Iglesia Tradicional de Cristo y la ICOC no creen en la figura

del líder o liderazgo principal con autoridad. Tristemente, las iglesias autónomas sólo

producen discípulos autónomos. De hecho, en el año 2005, algunos de los líderes más

influyentes de la ICOC, vinieron a buscarme y me rogaron que estuviera en un “equipo de

líderes” si solo decía que autonomía era “unas cuestión de opinión”. Les dije: “No, eso es

pecado.” Como no estuve de acuerdo con ellos, me etiquetaron de “divisivo”, lo cual sabía

Jesús que pasaría cuando se predica la verdad. (Lucas 12:51-53)”

Como dijiste anteriormente en éste artículo, el antiguo testamento es más rico en

ejemplos de enseñanza sobre el Liderazgo Centralizado con un Líder Principal, que el

nuevo testamento. Y es así, ya que el antiguo testamento trata con el pueblo de Israel

físicamente. Los israelitas no eran sólo el pueblo de Dios, era un estado independiente. El

liderazgo centralizado del antiguo testamento, no sólo se ocupaba de ayudar a los

israelitas a permanecer unidos a Dios, sino también a hacer cumplir las leyes de su

nación. Son muchas las cosas que diferencian al Antiguo Pacto del Nuevo Pacto, pero yo

sólo quiere hablar sobre una: El Espíritu Santo.

“Los rociaré con agua pura, y quedarán purificados. Los limpiaré de todas sus

impurezas e idolatrías. Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu

nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón

de carne. Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré que sigan mis preceptos y

obedezcan mis leyes.” (Ezequiel 36:25-27)

“Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe

siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve

ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en

ustedes.” (Juan 14-16-17)

“ —Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el

reino de Dios —respondió Jesús—. Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace

del Espíritu es espíritu.” (Juan 3:5-6)

“—Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para

perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu

Santo. En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los

extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera

llamar.” (Hechos 2:38-39)

Bajo el antiguo pacto, ningún israelita tenía acceso al Espíritu Santo como los cristianos lo

tenemos hoy día. En la mayoría de los casos, aunque no en todos, fueron sólo los líderes

y los profetas los que tenían éste acceso directo al Espíritu Santo. Sin embargo, la forma

en la que Dios trataba a su pueblo en el antiguo testamento, no es la misma forma en la

que Dios trata a su pueblo hoy día. Básicamente, Dios hablaba a través de los líderes que

Él escogía, pero hoy ÉL nos habla a través de Cristo Jesús (Hebreos 1 1:2). Hoy por

medio de arrepentimiento y bautismo, todo cristiano recibe el Espíritu Santo. Si cada

discípulo que se ha arrepentido de sus pecados y se ha bautizado, ha recibido el Espíritu

Santo; por qué TENEMOS que tener un liderazgo central con un líder principal, para que

se nos diga lo que tenemos que hacer. Para que nos diga en dónde debemos plantar

iglesias, que nos diga cuánto dinero debemos dar para plantar iglesias. ¿Por qué

necesitamos el permiso de un líder para tomar decisiones en nuestras vidas? Es como si

pusiéramos un intermediario entre las personas y Jesús, entre las personas y el Espíritu

Santo. No digo que el liderazgo centralizado y el líder principal sean una cosa

intrínsecamente mala, pero el énfasis que se le da al liderazgo centralizado y al líder

principal le resta importancia al papel del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Además, contrario a lo que enseñamos, después de leer el libro de los Hechos, así como

el nuevo testamento por completo, no llegué a la misma conclusión a la que el movimiento

llegó, que Santiago era el líder del movimiento del primer siglo. Santiago tomó una

decisión que impactó a todas las iglesias en 30 años de historia del libro de los Hechos,

¿pero eso es suficiente como para decir que fue el líder principal del movimiento? No

puedo encontrar una sola escritura en el nuevo testamento, en la que al menos alguien se

proclame como el líder del movimiento, ni Pedro ni Pablo. Así que, si nadie se atribuyó ser

el líder del movimiento y Jesús dejó el Espíritu Santo para guiarnos individualmente como

cristianos, entonces ¿por qué tenemos a un líder que se atribuye a sí mismo esa

posición? Realmente he encontrado más escrituras que invitan a que nadie se exalte a sí

mismo como el líder de todas las iglesias.

“Así que Jesús los llamó y les dijo: —Como ustedes saben, los que se consideran

jefes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su

autoridad. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse

grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá

ser esclavo de todos. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino

para servir y para dar su vida en rescate por muchos. Marcos 10:42-45

Jesús dice terminantemente que no debemos abusar de la autoridad y que no nos deben

de importar las posiciones y los títulos (Marcos 10:35-41). En nuestro movimiento, todo lo

que hacemos es hablar sobre la necesidad de un sistema de liderazgo centralizado, para

que el cristianismo funcione. ¿Habría dado Jesús instrucciones específicas sobre quién,

qué, y cómo debería de ser estructurada la iglesia? Habló sobre tantas cosas, y sin

embargo dejó instrucciones específicas sobre el liderazgo centralizado y sobre el líder

principal. Decimos que adoramos a Jesús y no al hombre, sin embargo gran parte de

nuestra doctrina no viene de la boca de Jesús.

En una parte de nuestro artículo decimos que el liderazgo central es cuestión de hablar

donde la Biblia guarda silencio y luego en el mismo artículo decimos que es pecado ser

autónomos y no tener un liderazgo centralizado. ¿Qué es esto?

“Para la interpretación de las Escrituras, Yo y la ICC creemos lo contrario a Campbell:

Guarda silencio donde la biblia habla y habla donde la biblia guarda silencio.” En otras

palabras, tenemos la libertad de poner en práctica o nombrar algo, siempre y cuando no

contradiga las escrituras. (Génesis 2:19; 1 Corintios 10:23) Nos sentimos más que

cómodos con los términos y prácticas de Líder Evangelista, Líder del Ministerio de

Mujeres, y la autoridad que nuestro Concilio de Liderazgo Central tiene sobre todas las

iglesias del Movimiento. No nos olvidemos, de que la palabra “biblia” no aparece en la

biblia, más sin embargo creemos que es de Dios!”

De hecho, en el año 2005, algunos de los líderes más influyentes de la ICOC, vinieron a

buscarme y me rogaron que estuviera en un “equipo de líderes” si solo decía que

autonomía era “unas cuestión de opinión”. Les dije: “No, eso es pecado.” Como no estuve

de acuerdo con ellos, me etiquetaron de “divisivo”, lo cual sabía Jesús que pasaría

cuando se predica la verdad. (Lucas 12:51-53)”

En una parte, el Concilio de Liderazgo Central es un asunto de hablar donde la Biblia

guarda silencio, pero por otro lado es pecado sino lo tenemos.

Se dice que “Israel estaba más fuerte en el Señor cuando tuvo un líder principal: Moisés,

Josué, Samuel, David.” Si aplicamos lo mismo, entonces eso convertiría a Kip como el

líder absoluto del pueblo de Dios, tal y como lo fue Moisés, Josué, Samuel y David;

entonces nadie podría quitarlo de su posición más que Dios. Por lo tanto, eso haría de Kip

nuestro rey. El problema con esto es que ya tenemos un rey, su nombre es Jesús. Sólo

hay sobre la tierra otro hombre, que al igual que Kip tiene la autoridad espiritual absoluta

sobre su gente, y ese es el Papa. Sin embargo al Papa lo eligen. ¡Esto es absurdo! Ni

Jesús se exaltó a si mismo ante el pueblo de Dios. (Filipenses 2:6-8; Marcos 10:45)

Probablemente tienes argumentos a favor del Liderazgo Centralizado, pero sin embargo

nuestro moderno y actual liderazgo centralizado no funciona como el que vemos en el

libro de los Hechos. Estos hombres se reunieron en una ocasión en Hechos 15, para

tomar una decisión sobre un asunto doctrinal. Nuestro actual liderazgo centralizado se

reúne un par de veces al año en un hotel caro, para decidir en dónde plantar iglesias, a

quién mandar y cuánto dinero todos los demás deben recaudar para apoyar a las iglesias

que se van a plantar. Toda opinión importa. Nada que ver con asuntos de la iglesia de la

biblia. Si los Líderes de Sector Mundial y el Concilio Corona de Espinas, quieren ser como

el Liderazgo Centralizado de la Biblia, deberían de reunirse a tratar errores doctrinales del

movimiento, como –hablar donde la Biblia guarda silencio, la manera compulsiva de dar

en la ofrenda y ofrenda especial para misiones, divorcio y volverse a casar (Marcos

10:11-12; Lucas 16:18). Pero si hicieran eso, algunos de nuestros líderes estarían

descalificados para el cargo. Por lo tanto, ¿nuestro actual liderazgo centralizado se sirve a

sí mismo o sirve al pueblo? ¿No deberían de delegar participación en nosotros lo

suficiente como para aunar esfuerzos y así ver al mundo evangelizado en ésta

generación? Será que tienen tanto miedo de que alguien venga y señale sus defectos o

los del sistema, que implementan doctrinas y técnicas para evitar que esto suceda.

En realidad no necesitamos de un liderazgo centralizado para que se nos diga en dónde

plantar iglesias, cuánto dinero recaudar y a quienes enviar a evangelizar el mundo en

nuestra generación. “Pero, sin duda tiene que haber un liderazgo. ¿Cómo podemos

mantenernos unidos, sino tenemos un liderazgo? Ciertamente, en Cristo podemos

mantenernos unidos. Como solemos decir, “Si yo lo entrego todo por Jesús y si tú lo

entregas todo por Jesús, entonces tenemos todo en común.” Esto comprueba que

podemos estar unidos. La única razón por la que, a pesar de todo, insistimos de gran

manera en el liderazgo centralizado es porque queremos un grupo completamente

uniforme. Queremos que cada discípulo reciba los mismos estudios de la biblia antes y

después del bautismo. Queremos que todas las iglesias tengan el mismo método de

discipulado. Queremos que todos los discípulos se vean, se comporten y hablen de la

misma manera. No hay lugar para un divergente. El liderazgo centralizado que decimos

que es de Dios, no tiene como finalidad la unidad, sino la uniformidad.

La Evangelización de las naciones en nuestra generación

Nuestra escritura favorita: Mateo 28:18-20. Esta es nuestra visión. Este es nuestro plan.

Esto es lo que somos. Esto es lo que nos separa de cualquier iglesia en el mundo. Pero,

¿será una realidad?

Extraído del artículo Diferencias Bíblicas:

“El sueño de evangelizar a las naciones en nuestra generación. Esta visión de cambiar

al mundo fue rechazada, ya que muchos de los maestros de la ICOC concluyeron

erróneamente de que esta visión fue una de las causas principales de la amargura

en la ICOC.”

Extraído del artículo de Mike Taliferro:

Por ejemplo, para justificar su salida, dijo: “Estoy convencido de que la ICOC, de la

cual formé parte, en su gran mayoría ya no era un movimiento cuyo sueño era

evangelizar al mundo en nuestra generación.” Quiero hacer constar que no conozco a

un solo evangelista o anciano de la ICOC que haya renunciado a este sueño. De hecho

seguimos reuniendo millones de dólares para el trabajo misionero alrededor del mundo.

Así mismo seguimos activamente levantando nuestras iglesias alrededor de unas 150

ciudades. Por ejemplo, África tiene un plan de 30 años, el cual empieza en sus ciudades y

termina en sus pueblos. La ICOC ha plantado cerca de 100 iglesias durante los últimos

cuatro años. Efectivamente, el 2003 fue un año difícil. Fue muy desafiante. Pero la

mayoría de nosotros no huimos del tiempo más difícil de nuestra historia. Mientras

algunos huían y empezaban “nuevos movimientos”, simplemente para estar a cargo

nuevamente, la mayoría de nosotros nos quedamos en las iglesias que empezamos, y

decidimos no desertar del “ejército de Dios”, que seguía peleando en el campo de batalla.

Seguimos entregando nuestras vidas para evangelizar al mundo, y queremos hacerlo en

nuestra generación. Si llegara a tomar más tiempo, que así sea. El Espíritu Santo está a

cargo. Pero todos nosotros queremos que suceda en nuestra generación.

Naturalmente, esto plantea la siguiente pregunta: Si el Movimiento de Portland habla tanto

sobre ganar al mundo en una generación, entonces, ¿no tuvo Kip ya una generación para

hacerlo? ¿No empezó a intentarlo en Boston en 1979? A mí me parece que después de

30 años, está volviendo a empezar desde cero. Ya que ustedes están tan entregados a la

evangelización del mundo en una sola generación, entonces por qué le está tomando

tanto tiempo a Kip? Al parecer, Kip va a necesitar intentar una segunda vez para cumplir

con su objetivo, y le tomará al propio Kip al menos dos generaciones para llevar a cabo

este trabajo. Entonces me pregunto, ¿por qué nos critican tanto? En la ICOC no tenemos

ni idea de cuánto tiempo nos llevará evangelizar al mundo, pero no obstante estamos

comprometidos a hacerlo en nuestra generación. Por favor entiendan que en la ICOC, el

sueño sigue vigente. De hecho, fuimos nosotros los que permanecimos fieles durante los

tiempos difíciles, con el fin de ver ese sueño hecho realidad”

Alguien está mintiendo nuevamente. Lo que la ICOC reclama, y lo que nosotros decimos

que la ICOC reclama, son dos cosas muy diferentes. Insisto, jamás he puesto un pie en

una ICOC, pero estoy enterado de que la iglesia que ICOC plantó en Eugene, ya tiene el

plan de plantar una iglesia en Corvallis. Eso contradice lo que nosotros decimos sobre

ellos.

Entonces, ¿cuál es la razón de tanta presión para llevar a cabo esto en una generación?

Es simple: al decir “en esta generación”, lo que se pretende es crear urgencia. La

urgencia puede ser utilizada para motivar a las personas a dar tanto dinero como puedan,

y algunas veces a dar más de lo que realmente pueden, satisfacer la necesidad del

momento. Al decir “en esta generación”, ponemos fecha límite en la palabra de Jesús. Es

como tener un plazo para entregar tu tarea. Más te vale entregarla a tiempo, o ya verás.

Al recalcar que hay un plazo para La Gran Comisión, se presenta un pretexto eterno para

tener tantas Ofrendas Especiales para Misiones, como se le ocurra al liderazgo. En

relación a las Ofrendas Especiales para Misiones, la mayor parte del dinero ni siquiera

está destinado para los misioneros. Fui el encargado de enviar a varios misioneros de

Eugene, y cada uno de ellos tenía que dar su ofrenda para misiones, que era 20 veces,

además de reunir US$1,000.00 extras para cubrir sus gastos al llegar al campo misionero.

No concuerda mucho eso de levantar una ofrenda para apoyar a los misioneros, cuando

ellos mismos cubren sus gastos, además de dar su ofrenda para misiones. Esto hace que

uno se pregunte, ¿A dónde se van esos millones de dólares?

Por otra parte, seamos claros; ¿cuál es el objetivo real de las “Convicciones Básicas”? Es

muy diferente que el objetivo sea evangelizar al mundo en esta generación, y querer

evangelizarlo en ésta generación. No nos confundamos. Esto no se trata de cumplir el

sueño de Jesús; esto se trata de cumplir el sueño de Kip de ser héroe. Si esto se tratara

de cumplir con el sueño de Jesús, entonces nos uniríamos en el trabajo gustosamente

aún con otros discípulos de afuera del movimiento, con el fin de ver al mundo

evangelizado. Pero no es eso lo que hacemos. Dicho en las propias palabras de Kip, él

cree que aún hay miles de discípulos fieles en ICOC. Entonces, ¿por qué no escuchamos

sobre ellos en los boletines de las buenas noticias? Nunca he visto un boletín de CAICC

que contenga buenas noticias sobre esos miles de discípulos fieles de ICOC. La razón es

porque Kip tiene que tener el control. ICOC y otros discípulos le han ofrecido a Kip

trabajar juntos, pero Kip no acepta porque él es el que tiene que estar a cargo.

Deberíamos ocuparnos menos de lo que otros discípulos alrededor del mundo están

haciendo. Será correcto pensar, que si no están unidos a nuestro movimiento, entonces

por ende no están haciendo bien el trabajo. Incorrecto. Estas Convicciones Básicas han

creado en cada discípulo del movimiento, una mentalidad farisaica. Decimos, que esto es

lo que nos hace diferentes. Nos jactamos de cosas mundanas, como lo es nuestro plan

para evangelizar al mundo. Solemos decir: “Tenemos un plan para evangelizar al mundo.”

“¡Conozcan nuestro Proyecto Corona de Espinas y de lo que hemos logrado en tan corto

tiempo!” “Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías. Toda esta jactancia es mala.”

Santiago 4:16 y “Por lo tanto, ¡que nadie base su orgullo en el hombre! Al fin y al cabo,

todo es de ustedes,” 1 Corintios 3:21. Como discípulos del movimiento nos jactamos más

de nuestros líderes que de alguien más. El hecho de que agreguemos “Espíritu Santo” o

“a Dios sea la gloria”, no quiere decir que en realidad le estemos dando la gloria a Dios.

No te dejes engañar. Mira las estadísticas. En el año 2012 el movimiento hizo alarde de

40 iglesias.

“En cinco años, en el Movimiento a nivel mundial, no solamente se están agregando

cada día cristianos sino que se están multiplicando, el Señor ha levantado unas 40

iglesias en 19 países, por medio de enviar grupos misioneros y de las reuniones de

grupos remanentes. Es realmente muy emocionante, que en este verano estaremos

plantando nuevas iglesias del Movimiento de Discípulos Completamente Entregados, en

las ciudades de Boston, Ciudad de México, Orlando, Paris y San Francisco.”

Ahora veamos en donde nos encontramos en el año 2016:

“Estamos marcando el principio del nuevo movimiento de Dios, al plantar la iglesia de Los

Ángeles en el mes de mayo del 2007 por los 42 discípulos completamente entregados de

Portland. Por lo tanto, en los cortos 8 años de historia del Movimiento de Discípulos

Completamente Entregados, Dios ha extendido su Movimiento al sembrar 61 iglesias con

4,000 discípulos, lo que lleva a una asistencia de casi 6,000 personas los domingos, en

31 países a lo largo de los seis continentes del mundo!”

En los primeros cinco años, crecimos de una iglesia a 40 iglesias; luego del quinto al

octavo año, crecimos de 40 iglesias a 61 iglesias. Da la impresión de que el crecimiento

del movimiento se está desacelerando. Y ese es el problema cuando se alteran las

estadísticas para exagerar sobre lo que estás haciendo. Una vez se alteran las

estadísticas, es necesario seguir haciéndolo, de otra manera podría aparecer alguien que

analice los números y en efecto, encuentre la verdad. No te parece curioso, que hoy en

día en el movimiento tenemos más iglesias que hace siete años, pero actualmente damos

más dinero para misiones, de lo que dimos siete años atrás. Lo cierto es que los números

nos indican que no estamos evangelizando a las naciones en ésta generación. Más bien

los números nos indican que la ICOC está haciendo un mejor trabajo al evangelizar las

naciones en ésta generación.

Lo más importante sobre las “Cinco Convicciones Básicas”

En las primeras etapas del nuevo movimiento, no existían las cinco convicciones básicas.

Fueron implementadas en el momento de que muchos discípulos que se unían que

venían de la ICOC, terminaban regresando a ICOC. En el momento en que la ICOC se

repuso, luego de todo el daño que había causado Kip, empezaron a crecer y a animarse

nuevamente, así que las personas ya no podían encontrar la diferencia entre una y la otra.

Necesitábamos terminar con el confrontamiento. Así que empezamos a destacar errores,

por muy pequeños que fueran (o como la investigación demuestra, que aún ni existían).

Las cinco convicciones básicas no son en sí malas, pero tampoco son necesarias. Lo

cierto es que la ICC no predica un mensaje centrado en el evangelio. Predicamos el

evangelio, más las cinco convicciones básicas. El evangelio más los principios básicos.

El evangelio más [agrégale cualquier doctrina que hace a la ICC diferente de cualquier

otra iglesia]. ¿En qué momento el evangelio dejó de ser suficiente para predicar a un

mundo perdido? ¿Cómo podemos saber que las cinco convicciones básicas no son

necesarias? Lee el libro de los Hechos y busca los cinco principales temas del libro. Te

aseguro que todos encontraríamos diferentes respuestas, y ninguno de nosotros habría

encontrado las Cinco Convicciones Básicas (excepto Kip). Eso es así, por que no son

necesarias para la salvación ni para evangelizar al mundo. Las cinco convicciones

básicas sirven con un propósito: para que nuestra iglesia se mire mejor en comparación a

cualquier otra iglesia, así como para retener al mayor número de personas en el

movimiento.

La Estructura Empresarial del Movimiento que justifica como normal el liderazgo

pecaminoso

El segundo error, que considero de gran relevancia y muy importante, es la definición en

nuestro movimiento, de Liderazgo Centralizado. En nuestro movimiento, el Liderazgo

Principal, Los Líderes de Sector Mundial y el Concilio Corona de Espinas, son los

encargados de tomar todas las decisiones del movimiento. Ninguna iglesia se planta sin

su conocimiento. Ningún dinero se recauda sin su consentimiento. Todas las decisiones

importantes las remiten al Liderazgo Principal y en gran parte a Kip McKean. Nuevamente

empiezo con una aclaración, con el fin de que no haya una confusión en cuanto a lo que

creo: Creo en el Liderazgo Principal. Puede ser tan útil, pero actualmente nuestro modelo

de Liderazgo Principal no es el tipo de liderazgo del primer siglo, ni representa una buena

exégesis de la teología del antiguo testamento. Lamentablemente, el modelo de nuestra

estructura de Liderazgo Central se asemeja a la de la Iglesia Católica (digo que se

asemeja, porque creo que no estamos organizados exactamente como la Iglesia Católica,

aún).

El origen de que el Liderazgo Principal sea parte de la estructura de nuestro movimiento

radica en el antiguo testamento. Dios eligió a Moisés como el líder de los israelitas

durante el Éxodo. Cuando Moisés estaba a punto de morir, le pidió a Dios de que

nombrara un líder, para que la gente no anduviera como oveja sin pastor (Números 27:15-

17). Josué fue elegido y dirigió al pueblo de Dios en la conquista de la Tierra Prometida.

Después de que muere Josué, los israelitas atraviesan algunos períodos oscuros durante

el tiempo de los jueces. La mejor manera de resumir el libro de Jueces, es el versículo

final del libro: “En aquella época no había rey en Israel; cada uno hacía lo que le

parecía mejor.” Jueces 21:25. Saúl es elegido rey y después de él Israel vive la época

más prospera, bajo el Rey David. El Rey Salomón llevó al reino a tiempos aún más

prósperos, pero después de él, la nación se dividió en dos reinos, hasta que finalmente la

nación entera fue llevada en cautiverio.

Ahora se nos enseña que somos una iglesia “según la biblia y no sólo según el nuevo

testamento”. Por lo tanto, ya que somos una iglesia según la biblia, aunque ya no estamos

sujetos bajo “la ley”, podemos seguir buscando en el antiguo testamento los principios

para aplicar en nuestras vidas. Lo cual es verdadero y es en lo que creo. El problema

surge cuando empezamos a estructurar el movimiento según el modelo de la nación de

Israel del antiguo testamento. La iglesia y la nación de Israel, no son la misma cosa.

Empezamos, aunque ya lo habíamos hecho, a caer en terreno pantanoso, lo cual

finalmente nos llevaría al legalismo y a colocar al hombre por encima de Jesús. Cuando

estructuramos nuestro movimiento erróneamente, tomando como ejemplo a la nación de

Israel del antiguo testamento, Kip McKean, por supuesto, se convierte en nuestro rey.

Naturalmente hay un problema, Jesús es nuestro rey y no Kip. Sin duda, estarás

diciendo que esto es indignante y que por supuesto que Kip no es nuestro rey. Yo lo dije

y hasta lo prediqué también. Pero hagámonos algunas preguntas: ¿Has bautizado a

alguien que no cree en todo lo que creemos y que estudiamos en los Principios Básicos,

los cuales son escritos por Kip? ¡Claro que no! Eso sería “discrepante”. ¿Lo sería? Te

estarías oponiendo contra Jesús o contra la teología de Kip? ¿Es realmente necesario

creer en la evangelización del mundo en una generación, para recibir la salvación? Si lo

es, entonces Kip necesitaría volverse a bautizar, porque ha roto el record diciendo, que no

fue hasta unos años después en Boston en los 80 ́s, que pensaron en la evangelización

del mundo en una generación. Diez años después de que fuera bautizado. El contar el

costo, para asegurarse que ese alguien crea en la evangelización del mundo, ¿es una

ayuda para ser fiel a Jesús o para ser fiel al movimiento? ¿Qué piensas sobre una

persona que dice que no está dando completa las 20 veces para la Ofrenda Especial de

Misiones? ¿Crees que están en pecado? ¿Por qué? Porque son avaros. ¿Eres avaro,

porque no puedes pagar dos semanas de tu sueldo, que estás obligado dar, para poder

formar parte de la iglesia? ¿Puede un líder de iglesia desobedecer a un líder principal, y

seguir dirigiendo la iglesia en nuestro movimiento? (La respuesta es no). ¿Por qué no?

¿Por qué no puedo tomar la decisión bien estudiada, que enviar una ofrenda especial de

25 veces a Los Ángeles no es lo correcto, considerando que aquí en Eugene, no

podemos ni pagar un lugar para hacer nuestras propias reuniones? ¿Por qué utilizamos

escrituras, como Deuteronomio 17:12-13 “El soberbio que muestre desacato al juez o

al sacerdote en funciones, será condenado a muerte. Así extirparás de Israel el mal.

Todo el pueblo lo sabrá, y tendrá temor y dejará de ser altivo” para desconfraternizar

a personas de la iglesia? Al utilizar esta escritura en la iglesia según el nuevo testamento,

lo cual es una mala exégesis, lo hacemos para intencionalmente matarlos espiritualmente,

y así el resto de la iglesia tenga miedo y no se atreva a cuestionar al liderazgo

nuevamente. (Por ejemplo, negarles la Salvación. Lo que saca a relucir una serie de

cuestiones, tales como; ¿puede la iglesia negarle la Salvación a alguien, si creemos que

es Dios quien salva y no nosotros?) Regreso al punto de la mala exégesis del antiguo

testamento, que en vez de hacer a Jesús nuestro rey, hace a Kip nuestro rey. La iglesia

no es la nación de Israel, somos el Israel espiritual. Y nuestro rey espiritual (y real rey) es

Jesús. Ya no necesitamos un rey humano. Pero el actual modelo de Kip y sus

enseñanzas lo convierte en nuestro Rey, independientemente de que nos demos cuenta o

no.

Otro problema con que Kip sea nuestro rey, es que nos enfrentamos a un grave problema

teológico; porque Moisés fue el líder de todo el pueblo de Dios, David fue de todo el

pueblo de Dios. ¿Se supone, entonces, que Kip debe ser el líder de todos los cristianos

en todas partes? Si decimos esto, básicamente estamos diciendo que todo aquel que esté

fuera de nuestro movimiento no es salvo, porque en el antiguo testamento el pueblo de

Dios era llamado a vivir unidos como una nación. No podemos decir que es el líder del

movimiento de Dios sin implicar que es el líder del pueblo de Dios. Y si decimos que él no

es el líder de todo el pueblo de Dios, entonces debemos de reconocer y comportarnos

como quien sabe que hay otros “cristianos” además de aquellos que pertenecemos al

“movimiento de Dios”. Si crees que ya lo estamos haciendo, sólo prueba decirle a tu líder

de iglesia que te quieres reunir durante un mes con la ICOC, y verás su respuesta. En

público hemos reconocido que hay otros cristianos en otras congregaciones, pero

¿cuándo fue la última vez que hicimos algo en unión de alguien fuera del movimiento? No

lo hacemos, porque en realidad lo que pensamos, es que no hay personas tan espirituales

como nosotros.

Otra razón por la cual nuestro liderazgo está estructurado como el de la iglesia Católica,

es porque no sólo toman decisiones por sus miembros, sino que también emiten

dictámenes por nosotros. Por ejemplo: el evangelismo mundial y la autonomía. El lema de

nuestro movimiento es “La evangelización de las naciones en ésta generación”. Pero

seamos claros; no queremos la evangelización del mundo es ésta generación. Lo que

nosotros queremos es evangelizar al mundo en ésta generación. En otras palabras, lo

importante no es que el mundo sea evangelizado en ésta generación. Lo que nos importa

realmente es que seamos nosotros los que evangelicemos al mundo. ¿Cómo saber si

esto es cierto? Aceptamos el bautizo de la ICOC (entretanto se agreguen algunos de vez

en cuando), pero no aceptamos las iglesias que la ICOC planta. ¿Por qué no? Porque,

¿dudamos de la forma que están haciendo discípulos? No. La razón es porque la

satisfacción de nuestro liderazgo central es que seamos nosotros los que evangelicemos

al mundo, y no que el mundo sea evangelizado. Tenemos la ambición de ver al mundo

evangelizado, siempre y cuando seamos nosotros los que lo hagamos. Inconscientemente

damos por sentado, de que si no lo estamos haciendo, entonces no se está haciendo.

Esta es la razón por el múltiple incremento de la ofrenda para misiones de cada año.

Pensar en autonomía es pecado, de acuerdo a nuestras creencias. Esta interpretación de

las escrituras es más por experiencia en el ministerio, que por una enseñanza bíblica. En

los años 70 ́s, nuestro hermano Kip era parte de un movimiento Americano, dentro de las

Iglesias de Cristo, llamado Campus Advanced [nombre de un ministerio universitario].

Cuando Kip y sus contemporáneos eran solamente ministros universitarios, iban a ser

contratados por las Iglesias de Cristo tradicionales para construir ministerios universitarios

fuertes. La regla en esas iglesias, era tener ministerios universitarios prendidos, y en el

mejor de los casos, un ministerio antiguo poco entusiasta. Todo esto era dirigido por un

hombre de nombre Chuck Lucas. Kip aprendió de Chuck, a contar el costo antes de que

alguien fuera bautizado, el orden por medio de parejas de oración (lo que nosotros

conocemos por discipulado), entre otras herramientas buenas para el ministerio.

Contrataron a Kip en la iglesia de Cristo de Lexington en 1979, en donde por primera vez

llamó a toda la congregación a ser totalmente comprometidos (lo que ahora nosotros

llamamos Sold Out). Hubo un crecimiento sorprendente en Boston, así que Boston pudo

plantar otras iglesias con el mismo modelo de construir iglesias con solamente discípulos

totalmente comprometidos. Esto fue conocido como el Movimiento de Boston y luego

como ICOC (International Church of Christ) [Iglesia Internacional de Cristo]. Muchos de

nosotros cuando reflexionamos sobre la ICOC, pensamos que lo que llevó a que creciera

de una iglesia a cuatrocientas iglesias en menos de 25 años, fue gracias a la construcción

de iglesias conformadas por discípulos totalmente comprometidos. Pero fueron dos cosas

las que tuvieron el enorme impacto en el dramático crecimiento, que Kip con frecuencia

subestima. Lo primero sucedió a mediados de los 80 ́s, cuando Chuck Lucas dejó el

liderazgo por pecado. Esto condujo a que cerca de 3,000 discípulos adoctrinados que

estaban huérfanos se refugiaran en la ICOC. El tener súbitamente 3,000 líderes

entenados sin duda influiría en un gran crecimiento. La segunda cosa fue, que muchas

de las iglesias de la ICOC fueron restauradas en vez de ser plantadas. La restauración se

llevaba a cabo, en el momento que se quería unir a la ICOC. La iglesia de Boston enviaba

a uno de sus ministros entrenados a dirigir la iglesia que se quería adherir. El mecanismo

era que la iglesia que se quería unir, enviaba al que era su líder a Boston a ser entrenado

y luego se enviaba de regreso. Esto era un marcado contraste, ya que muchas de las

Iglesias de Cristo tradicional estaban cerrando sus puertas debido a la falta de

crecimiento. Kip le atribuyó a esta dramática expansión, como la consecuencia de ser un

evangelista que tenía el control. Es cuando la autonomía se convierte en pecado. Al

principio Kip no veía a la autonomía como pecado, ya que era lo que él conocía.

Autonomía, según nuestro Liderazgo Central, es regirse por sí mismo. Esa es en sí una

buena definición de autonomía. El problema es cuando empezamos a confundir egoísmo

con autonomía. Cuando empezamos a decir que los líderes lo que quieren es ser

autónomos cuando no apoyan las misiones mundiales y que lo que quieren es dirigir su

propio reino. Eso es un problema. El hecho de que alguien sea autónomo, no quiere decir

que sea egoísta. En cierto sentido, necesitamos ser autónomos, porque si siempre

requerimos que alguien más cuide de nosotros, seríamos una carga para el cuerpo. Pero

nuestro liderazgo central nos ha dicho que la autonomía es pecado, y que no podemos

ser un movimiento si somos autónomos. Las escrituras y la historia dicen lo contrario.

En la iglesia del primer siglo, existía autonomía local y a pesar de eso todas las iglesias

trabajaban unidas. Por ejemplo, Jerusalén no intervino en la decisión de enviar a Pablo y

Bernabé en el viaje misionero a Antioquía. No fue bajo la dirección de los apósteles en

Jerusalén, que Pablo viajó a Iconio, Listra, Chipre, y Derbe. De hecho, la primera vez que

Jerusalén descubre sobre las iglesias que fueron plantadas en estos viajes misioneros,

fue en el concilio en Hechos 15:4.

Sólo un breve paréntesis, para probar otra gran diferencia entre la Jerusalén de nuestro

movimiento y la Jerusalén del libro de los Hechos. En nuestro movimiento, la iglesia de

Los Ángeles es nuestra Jerusalén, basados en la escritura de Hechos 1:8. Los Ángeles

tiene la mayoría de miembros, tiene el grupo de internos más grande y la ofrenda más

grande. Finalmente, todos nuestros miembros más talentosos, jóvenes y antiguos, van a

Los Ángeles para ser entrenados, ya que Jerusalén debe ser el ejemplo para las demás

iglesias. En nuestro movimiento, nuestra Jerusalén toma las decisiones por todas las

iglesias. Esto está muy lejos de la Jerusalén de las escrituras. La Jerusalén de las

escrituras es una iglesia pobre, no la iglesia con la planilla más grande. Jerusalén era tan

pobre, que los discípulos no tenían ni para comer, mucho menos para pagar a todos sus

líderes (Hechos 6:1) En Jerusalén, los apóstoles ni siquiera tomaban todas las decisiones

sobre Jerusalén. Cuando los helenos estaban siendo desatendidos en la distribución de

la comida, se nos dijo que los apóstoles eligieron a 7 hombres para encargarles esa

responsabilidad. Pero eso no es cierto. Los apóstoles no eligieron a nadie. Fueron los

discípulos quienes eligieron a los 7 y luego se los presentaron a los apóstoles, no a

la inversa. (Hechos 6:1-6) Pareciera insignificante, pero cuando repiten una escritura de

manera incorrecta, no como aparece en la biblia, nuestros apóstoles modernos (Liderazgo

Central) logran tener todo el poder en sus manos. La iglesia en Jerusalén no se ocupaba

de supervisar a cada iglesia que era plantada en el libro de los Hechos, como se ocupa

hoy en día nuestra moderna Jerusalén. Lee cuidadosamente las escrituras y te darás

cuenta de que muchas veces los apóstoles no sabían cuando una iglesia era fundada en

otro lugar. Mira a Felipe en Samaria (Hechos 8:14). Bernabé explicándole a los apóstoles

sobre todo el trabajo que Pablo hizo en Damasco (Hechos 9:26-28) Pablo explicándole a

los apóstoles sobre las iglesias que fueron plantadas entre los gentiles (Hechos 15:4).

Muchas veces, los apóstoles no tenían idea de que esto estaba sucediendo.

Repetidamente se nos dijo que Jerusalén fue el centro del movimiento, debido al gran

concilio que se dio lugar en Hechos 15. Pero la razón por la cual se llevó a cabo en

Jerusalén, fue porque la falsa doctrina había salido de allí. Esta no fue una reunión de

todo el liderazgo de las iglesias del movimiento, esto fue el concilio de los apóstoles y

ancianos de Jerusalén y Antioquía, punto. La razón por la cual la carta fue enviada al

resto de las iglesias, fue por la influencia que tenía Antioquía en esas iglesias, no

Jerusalén. Pablo se lleva esa carta a las iglesias que él plantó. Iglesias que Jerusalén no

plantó. Si viviéramos en el libro de los Hechos, entonces no viviríamos bajo la dirección

del liderazgo de nuestra moderna Jerusalén 24/7. Pero, sólo es un paréntesis.

Otro ejemplo de autonomía local es la diversidad de los discípulos. En Jerusalén a los

discípulos se les enseñaba que como cristianos debían cumplir con la ley, mientras Pablo

enseñaba que no necesitaban cumplir con la ley Hechos 21:20-22. Hemos enseñado

incorrectamente, que a todos los discípulos se les enseñaba las mismas cosas en cada

una de las iglesias. (1 Corintios 4:17) Pero estas escrituras indican que Pablo enseñaba lo

mismo en todas partes y en todas las iglesias. Eso no quiere decir que todos los

predicadores enseñaban lo mismo en todas partes. Habían discípulos de Juan que

predicaban sobre el Mesías, pero que no sabían nada sobre el Espíritu Santo (Hechos

19:1-5). Había predicadores que enseñaban sobre Jesús, pero que no sabían nada sobre

las enseñanzas de Pablo (Hechos 18:24-28). Está más que claro, que fue el Espíritu

Santo, y no los apóstoles, que en Jerusalén envió a Felipe a predicar la palabra a Azoto

(Hechos 8:39-40). Pedro bajo la dirección del Espíritu, fue enviado a Jope para predicar y

ver a los primeros gentiles convertirse al cristianismo (Hechos 10:9-48). Todos los

anteriores son ejemplos de personas predicando en distintos lugares, no por indicación de

un liderazgo central. Para nosotros esto sería autonomía. Pero esto no es pecado. Esto

es lo que es: personas predicando la Palabra. El que el líder, con todos sus controles, no

te da la instrucción de hacerlo y lo haces, no significa que eres egoísta o que quieres

construir tu propio reino. Entiendo, en este momento ya perdí a muchos de ustedes. El

tema de autonomía es un gran no en el movimiento. Nosotros nunca aceptaríamos la idea

de autonomía, aún incluso si el mismo Jesús bajara y nos dijera que no centralizáramos el

liderazgo. Al principio yo también me negaba a aceptarlo, pero me encontraba en una

encrucijada, ya que las prácticas que yo miraba en el libro de Los Hechos eran diferentes

a las prácticas que miraba en nuestro movimiento. Tenía un dilema. Podía seguir

buscando escrituras que reforzaran lo que ya creía o simplemente dejar que la Biblia me

hablara.

Pero, ¿cómo esperamos tener éxito como movimiento sino tenemos un Liderazgo

Central? De la misma manera que otros movimientos lo han hecho desde el principio de

los tiempos: por medio de respeto y cooperación. La iglesia del primer siglo no tenía un

Líder Principal (nuestro Liderazgo Central podría armar un argumento, en el que Santiago

era el líder, pero él no tomó decisiones en relación a todas las iglesias del mundo, porque

incluso desconocía de la existencia de algunas). El Movimiento por los Derechos Civiles

en Estados Unidos no tuvo un Liderazgo Central con Un Líder Principal tomando

decisiones por cada minoría de toda América. Tampoco lo tuvo el movimiento

internacional por la reivindicación del derecho al sufragio femenino, ni el movimiento de La

Reforma, ni la Revolución de las Trece Colonias estadounidenses o de Estados Unidos, y

la lista continúa. Todos estos movimientos contaron con elementos claves, pero ninguno

fue el líder específico encargado de tomar las decisiones por cada uno de sus miembros.

Esta es la razón por la cual nos parecemos a la Iglesia Católica. En la Iglesia Católica es

el Papa el que toma todas las decisiones por la iglesia. Es él quien decide la doctrina y

quien interpreta las escrituras para sus miembros. El Liderazgo Central del Papa se

encarga de asesorarlo y de velar por el cumplimiento de las decisiones que toma. Todo

con el fin de que los católicos, permanezcan siendo católicos. Así como todas las

decisiones que toma nuestro Líder Principal, tienen como objetivo que los miembros del

movimiento permanezcan en el movimiento. Lamentablemente, nuestro movimiento, es

una iglesia que se convirtió en negocio; y en un negocio que ahora mismo está tratando

de conservar sus características de iglesia.

Una de las escrituras que me leyeron cuando me retiré fue Efesios 4:3 “Esfuércense

por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.” Si permaneces en

el movimiento entonces permaneces unido. Retirarse no genera unidad. Pero los

movimientos nos son elementos propiciadores de unidad. Es el Espíritu Santo El que

genera unidad. Es nuestro trabajo mantener la paz. Mantener la relación a pesar de las

diferencias considerables que se tengan, siempre y cuando esas diferencias no sean

cuestiones sobre la salvación. Todos los asuntos tratados en éste documento, no lo son.

Podemos tener diferentes puntos de vista y opiniones sobre la administración de la

iglesia, y aun así permanecer unidos.

Permítanme insistir: creo en el Liderazgo Centralizado incluso me agrada la idea de tener

a un Líder Principal, pero no quiero ser católico. ¿Por qué no podemos proceder con

libertad en favor de nuestras ciudades, aplicando nuestros principios como discípulos y

líderes? ¿No tenemos todos el Espíritu Santo? Esto no es el caso. El hecho que provocó

este episodio de mi vida fue, cuando me enteré que se había tomado la decisión de que

una hermana se trasladara a vivir a Los Ángeles para trabajar como la niñera en casa de

nuestro Líder de Sector Mundial, antes de que ella supiera, sin discutirlo con nosotros. Me

enteré de este asunto por accidente. Una tarde llamé a mi líder evangelista quien me lo

comentó, creyendo que el motivo de mi llamada era por esa razón. Es importante que

sepan, que esta hermana estaba dirigiendo una familia en Corvallis y estaba planeado

que para fin de año, ella se trasladaría cerca de Eugene para apoyarnos, a mi esposa y a

mí, en la universidad de Oregón. En octubre, mi esposa acababa de dar a luz a nuestra

segunda hija, y necesitaba ayuda para dirigir el ministerio y para cuidar a nuestros dos

hijos, menores de dos años. De repente, teníamos que enviar inmediatamente a esta

hermana a Los Ángeles. La primera vez que nos hablaron al respecto, les pedí que la

hermana se mudara hasta en el mes de febrero o bien marzo, para que le diera tiempo a

mi esposa reponerse completamente del nacimiento de mi segunda bebé. Les molestó mi

petición, argumentando que lo mejor para la hermana era mudarse, y como dijo

literalmente el Líder de Sector Mundial: “es la mejor hermana que tenemos de todas

nuestras iglesias”. Cuando se lo conté a mi esposa, se molestó mucho. A principio de año,

ella ya había enviado a tres de sus líderes de charla, incluyendo a nuestra administradora,

y en ese momento mi esposa se sentía ya muy cansada entre los dos niños, organizar el

programa de graduaciones de ICCM [siglas para The International College of Christian

Ministry], y discipular a 9 mujeres de la iglesia. Esta hermana ayudaría a reducir un poco

el trabajo.

Cuando llamé a nuestro Líder de Sector Mundial por segunda vez, para plantearle

nuevamente si existía la posibilidad de que el traslado de la hermana se llevara a cabo en

febrero o marzo, me gané un sermón de 30 minutos, en el que me hablaba de mi falta de

gozo en levantar líderes, y que si realmente tuviera gozo, no necesitaría a esta hermana,

porque simplemente me dedicaría a levantar a otra. (Es irónico que en la primera

conversación telefónica nos felicitara por haber ayudado a la hermana a ser “la mejor

hermana que tenemos de todas nuestras iglesias” y en la segunda nos señalara de ser

una pareja que no se goza en levantar líderes.) De mala gana cedí, ya que no quería

seguir dándole vueltas al asunto, porque de cualquier manera no importaba mi opinión.

Así que pusimos nuestro corazón y apoyamos el plan. Pero pensamos que se mudaría

hasta finales del mes de diciembre. Sin embargo, estábamos en el momento del pre-
servicio de nuestra reunión del 29 de noviembre, cuando me entero que la hermana se

estaría mudando el 10 de diciembre, ya que el 13 de diciembre sería agregada a la

membresía de la iglesia de Los Ángeles durante el servicio de navidad. Nadie nos

comentó algo sobre este plan. Tuvimos que apurarnos para ayudar a las hermanas a

encontrar un reemplazo para el apartamento, ya que las hermanas contaban con su parte

de la renta de diciembre y enero.

Eso no es correcto. ¿No era mejor trabajar en conjunto para encontrar un plan que

beneficiara a todas las partes involucradas? ¿Qué necesidad tenían las hermanas (de

Eugene) de correr a donar plasma para poder pagar la renta, porque a su compañera de

habitación le pidieron/ordenaron que se mudara a Los Ángeles para ser la niñera de los

hijos del Líder de Sector Mundial, de 7 y 3 años? ¿No debería de recibir más apoyo con el

cuidado de sus niños alguien con niños menores de 2 años, que alguien que tiene niños

mayores de esa edad? ¿Cómo es que Los Ángeles, con una congregación de 900

miembros, no tiene una sola persona que llene los requisitos para éste trabajo? Pero de

acuerdo a nuestro modelo del Liderazgo Central, soy yo quien se tiene que adaptar a lo

que el Liderazgo Central decida, porque nuestro Liderazgo Central viene siendo nuestros

reyes, cuyos decretos tienen que ser acatados. Situaciones como esta suceden

frecuentemente en nuestra actual estructura empresarial. Esto es lo que nuestra

estructura de Liderazgo Empresarial admite, al hacer que el liderazgo pecaminoso se vea

tan normal, que nos hace pensar que lo malo es bueno y que lo bueno es malo (Isaías

5:20). Cuando hablé de esto con mi discípulo, me comentó que le había pasado a él

también y que así es como deben ser las cosas. Pues no es así como deben ser las

cosas. Realmente podríamos ser cristianos que utilizan toda la biblia en sus relaciones y

no sólo Hebreos 13:17. Si quieres seguir sometiéndote a ella, pues adelante. Por mi

parte, me importa la vida que hay más allá de este mundo y estoy listo para confiar en las

palabras de Jesús, y no en la interpretación que el hombre da a las palabras de Jesús. El

problema no es la llamada del Líder de Sector Mundial y la exigencia de que se le enviara

a una persona. El problema es que situaciones como estas son tan normales. Esta es la

cultura del movimiento. Y esta cultura es producto de su cimiento. Cuando estuve en

ICCM, mi tesis trataría sobre los efectos de la cultura y la convicción. La realidad es que

la cultura modela nuestro comportamiento más de lo que creemos. Si queremos que el

movimiento continúe, es necesario que su cultura cambie. La única manera de que la

cultura cambie, es cambiando su cimiento.

Trabajemos en equipo. Dejemos que el evangelista y liderazgo local tengan participación

en la toma de decisiones de los asuntos importantes de sus congregaciones. A diferencia

de los católicos, nosotros no tenemos 1,700 años de pasado cultural que permiten que la

gente permanezca católica aun cuando enfrenten breves crisis. Nosotros tenemos 35

años de división y drama. Tenemos que rectificar nuestras prácticas, de lo contrario este

movimiento no se mantendrá firme. Kip, como rey, actualmente está viviendo su segunda

generación de evangelizar al mundo en una generación. Me gustaría poder trabajar con

mi Liderazgo Central y no para él. Yo quiero ser parte del movimiento, y no un peón en el

tablero de ajedrez del Liderazgo Central.

Hay una realidad ineludible, la cultura del movimiento es justo lo opuesto a lo que Jesús

quería para la Iglesia. Reflexionemos sobre Mateo 23:5-12, en donde Jesús advierte a

sus discípulos a no ser como los fariseos.

“Todo lo hacen para que la gente los vea: Usan filacterias grandes y adornan sus

ropas con borlas vistosas; se mueren por el lugar de honor en los banquetes y los

primeros asientos en las sinagogas, y porque la gente los salude en las plazas y los llame

“Rabí”.

“Pero no permitan que a ustedes se les llame “Rabí”, porque tienen un solo Maestro y

todos ustedes son hermanos. Y no llamen “padre” a nadie en la tierra, porque ustedes

tienen un solo Padre, y él está en el cielo. Ni permitan que los llamen “maestro”, porque

tienen un solo Maestro, el Cristo. El más importante entre ustedes será siervo de los

demás. Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será

enaltecido.”

Jesús les dice a sus discípulos que simplemente no sean como los fariseos. En el

movimiento todo se hace para que la gente los vea (el correo de las Buenas Noticias, el

boletín de CAICC [City of Angels International Christian Church], los eventos Livestream

GLC [transmisión en vivo de las conferencias de liderazgo global], etc.) Para mí, las

conferencias de liderazgo global GLC son una representación de los versículos del 5 al 6.

¿Cuántos de los estudiantes de ICCM han orado, ese tipo de oraciones imposibles, para

ser nombrados Evangelistas o Líder del ministerio de mujeres, en una conferencia de

liderazgo global GLC? Pero esto no es la causa del problema.

En los versículos del 8 al 10, Jesús les dice a sus apóstoles, que no permitan que se les

llame Rabí, padre o maestro. Sabemos que no hablaba literalmente, ya que Pablo en

algún momento dijo que era un padre en la fe. (1 Corintios 4:15) Jesús explica sus

propias palabras en este pasaje. Ellos no necesitan ningún otro maestro porque Jesús es

su maestro. Jesús es quien tiene toda autoridad (Mateo 28:18) Toda potestad fue dada a

Jesús. Por lo tanto, los apóstoles no podían ejercer una autoridad espiritual absoluta unos

sobre otros. Ellos eran hermanos. Ninguno de ellos tenía autoridad sobre el resto. Pedro

no podía darle órdenes a Juan sobre lo que tenía que hacer. Tadeo no estaba obligado a

pedirle consejo/permiso a Mateo. Jesús les mandó a que no tuvieran ese tipo de

relaciones, en las cuales una persona es “en el nombre de Dios, superior a la otra”. Les

advirtió que si alguno de ellos trataba de enaltecerse a sí mismo sería humillado. Sin

embargo en el movimiento, el contenido de todas las clases es sobre cómo alcanzar una

posición de autoridad y liderazgo. En nuestro diario vivir hacemos lo opuesto a lo que las

escrituras dicen.

Nos fuimos del movimiento porque nos dimos cuenta que nosotros también nos

estábamos convirtiendo en fariseos. Al referirnos al movimiento, podemos decir

exactamente las mismas palabras de Mateo 15:6-9:

“Así por causa de la tradición anulan ustedes la palabra de Dios.

¡Hipócritas! Tenía razón Isaías cuando profetizó de ustedes:

"Éste pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.

En vano me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas.”

Nuestras tradiciones sobre la biblia son tan importantes como la biblia misma. Este es el

peligro del Liderazgo Centralizado. Las personas ya no identifican en dónde termina la

escritura y en dónde empieza la opinión del liderazgo. La tradición del discipulado por

parejas la asociamos con el discipulado en sí; tanto así que si el discipulado por parejas

se eliminara dela ICC, ninguno sabría cómo practicar el discipulado. La tradición de la

ofrenda especial para las misiones la asociamos con dar con sacrificio; por lo que muchos

de los discípulos ni siquiera saben que gran parte de lo que los discípulos daban en la

biblia, era para los pobres. La tradición del Liderazgo Central la asociamos con la unidad,

por lo que nadie sabe cómo es estar unidos sin él.

Nuestro liderazgo central está directamente en contra de lo que Jesús nos enseña en su

evangelio. Solemos colocar al hombre en posición de autoridad sobre otro hombre, así

una y otra vez. "Si en alguna provincia ves que se oprime al pobre, y que a la gente

se le niega un juicio justo, no te asombres de tales cosas; porque a un alto oficial lo

vigila otro más alto, y por encima de ellos hay otros altos oficiales." Eclesiastés 5:8.

El liderazgo no es recto, porque no puede ser recto; sus cimientos no son rectos. Nuestro

modelo para el liderazgo está estructurado exactamente como el de una empresa, con un

director ejecutivo entre otros.

Sólo comparemos nuestro liderazgo con el liderazgo de Jesús. ¿Qué pasaba con las

personas que dejaron el ministerio de Jesús?:

“Desde entonces muchos de sus discípulos le volvieron la espalda y ya no

andaban con él. Así que Jesús les preguntó a los doce:

--¿También ustedes quieren marcharse?” Juan 6:66-67

Cuando las personas dejaban el ministerio de Jesús, él les daba la libertad de hacerlo.

¿Qué pasa cuando alguien deja el movimiento? Primero, nos desesperamos y apelamos

a sus sentimientos. “Somos una familia, estamos preocupados por ti, nos interesas.” Si

eso no funciona y la persona insiste en no regresar, recurrimos al tema de su pecado y

debilidad de carácter para refutar cualquier cosa que salga de su boca. Si eso tampoco

funciona, entonces lo desconfraternizamos y marcamos. Hasta cuándo nuestro Liderazgo

Central se detendrá y reconocerá que “tal vez las personas se vuelven divisivas y

soberbias como producto de nuestra cultura. Sin duda Jesús tenía razón cuando dijo que

el árbol se conocía por su fruto. Tal vez la necesidad de marcar y desconfraternizar es

debido a un problema en nuestros cimientos. Sin embargo, ellos nunca llegarán a esta

conclusión. Ellos no pueden llegar a esta conclusión. Eso sería aceptar que hicieron

algunas cosas mal desde el principio. ¿Qué razón tendría yo, un evangelista, para irme

tan de repente? Preferir estar desempleado a estar en el ministerio. Preferir estar pobre

a tener mi cómodo trabajo de ministro. Los Ángeles estaban listos para ayudarnos. Iban a

empezar a pagarnos como ministros de tiempo completo, además me daban la

oportunidad de viajar a la universidad de Oregón para finalizar mi carrera de psicología.

¿Por qué mi esposa rechazaría vivir cerca de sus padres, quienes hubieran podido

ayudarnos con nuestros hijos? Si claro, porque no tengo convicciones profundas. Muchos

les han dicho a los discípulos de Eugene, la iglesia que yo dirigía, que ya no soy un

discípulo. Siempre me pareció curioso, hasta extraño, que el liderazgo expusiera el

pecado de las personas que se iban del movimiento. ¿No se sabían estas cosas antes de

que me retirara? ¿Cuál es la razón de que salgan ahora a la luz, si era tan malo? Porque

mientras yo estuviera en el movimiento, si hubieran salido a la luz, yo hubiera hecho

quedar mal al movimiento. El mismo pecado con el que me desacreditaron en Eugene,

fue el mismo pecado que mi discipulador me dijo que no revelara a la iglesia. Ahora él es

uno de los que lo están contando a la Iglesia. Manipulación en su máxima expresión.

No se dejen engañar discípulos del Movimiento de Discípulos totalmente comprometidos.

Su liderazgo central no los sirve, ustedes los sirven a ellos. Así es como está diseñado

que funcione. Exactamente como una empresa. Ellos incluso lo enseñan.

Discípulo=cristiano=salvo=trabajador. Cuando te bautizaste, te convertiste en un

empleado de la iglesia. Es la razón del control semanal. Es la razón por la cual asistes a

tantas reuniones. Es la razón por la cual das mucho de tu dinero. Así como una empresa

se convierte en el patrono de sus empleados, así la iglesia se convierte en el patrono de

los discípulos. A partir de ese momento, no tomarás una decisión en tu vida sin

consejo/permiso.

Tristemente, el problema no son las personas. Es el sistema en sí. Es deficiente, en gran

manera. Se puede proceder así hasta que la gente se empiece a dar cuenta y se vaya.

Lo más importante sobre la estructura del Liderazgo en el Movimiento

La ICC es una iglesia que se convirtió en un negocio, y ahora es un negocio que trata de

mantener las características de una iglesia. El movimiento fue estructurado como una

empresa, en la que los discípulos son los empleados. Lamentablemente, esta estructura

empresarial trae consigo los pecados propios de una empresa. Codicia, ambición egoísta,

calumnia, chisme, manipulación, engaño, deshonestidad, orgullo y discordia. Con el

tiempo, todos abandonan ésta estructura. El problema de tomar al mundo como ejemplo

para estructurar a la iglesia, es que no se pueden mezclar los dos. "No formen yunta con

los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión

puede tener la luz con la oscuridad?" 2 Corintios 6:14. La ventaja del modelo

empresarial es que es fácil de reproducir. Lo puedes llevar a todo el mundo. Se puede

hacer un discípulo para la empresa, quien puede hacer otro discípulo para la empresa, y

así sucesivamente. Sin embargo, el problema es que es meramente humano y no

funciona para el Reino de Dios. “Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el

filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este

mundo?" 1 Corintios 1:20. Cuando conviertes el cristianismo en un negocio, terminas

creando personas fieles a la empresa y no a Jesús.

Un Movimiento basado en el dinero

Ante todo quiero empezar haciendo una aclaración, de tal manera que no exista confusión

entre lo que creo y lo que defiendo. Es lo siguiente: creo en las ofrendas especiales para

las misiones y creo en que se debe recaudar cada año una. Habiendo dicho esto, el punto

en cuestión es el siguiente: el asunto no es que demos para las misiones, es cómo lo

damos. Basados en nuestro modelo actual, nosotros no damos para las misiones sino que

pagamos las misiones.

Actualmente, las Misiones Especiales funcionan así: el Concilio Corona de Espinas, el

cual está integrado por nuestros Líderes de Sector Mundial, los ancianos del movimiento,

los administradores del movimiento y algunos pocos y muy cuidadosamente

seleccionados evangelistas y líderes del ministerio de mujeres, se reúnen para evaluar en

dónde se encuentra nuestro movimiento y hacen planes para el futuro. Basados en sus

opiniones, deciden el número de veces de la ofrenda especial para misiones y el número

de ofrendas especiales para misiones que habrá en un año. Como líder de iglesia, no

tengo ninguna participación en la toma de estas decisiones. Usualmente, me entero unos

cuantos días antes de que se dé la noticia públicamente. Durante los 22 meses que dirigí

una iglesia, tuvimos tres ofrendas especiales para misiones y habían calendarizadas otras

tres para el año 2016. No tengo ninguna participación en la toma de estas decisiones. La

cantidad que se espera que cada iglesia de en la primavera, es el múltiplo del promedio

de la ofrenda semanal del mes de octubre del año anterior. Las ofrendas especiales para

misiones que se levantan en el otoño, están calculadas sobre el promedio de las ofrendas

del mes de junio. (Esto es por lo que también hacemos nuestras campañas para fijar

nuevos presupuestos de ofrenda alrededor de enero y después de la conferencia Global

de Liderazgo. De esta manera se da la ofrenda especial para misiones sobre los nuevos

presupuestos de ofrenda, y se asegura que se sobrepase la meta) La única concesión

que tengo como líder de iglesia, es la facultad de poder corregir un reporte incorrecto de

nuestros presupuestos, durante los meses en que los mismos son reajustados. (Se nos

solicita que enviemos reportes mensuales a Los Ángeles) No tengo ninguna participación

en cuanto a la decisión del número de veces que se fija o a la cantidad que se envía.

Siempre enviamos todo, con excepción de 1x, lo que se utiliza para cubrir los gastos

semanales. Hay un problema bíblico con éste modelo.

El problema bíblico es más bien triple. Primero, nuestro actual modelo difiere con la

manera en que en el primer siglo se hacían las cosas. Segundo, cuando decimos que

imitamos a la iglesia del primer siglo mentimos. Tercero, éste modelo coacciona a las

personas a pagar una ofrenda especial para misiones, y no impulsa a dar generosamente;

no importando cuán buen corazón las personas tengan o cuanto los líderes motivemos a

dar.

En referencia al primer punto, es tan simple como suena. Creo que todos sabemos que la

ofrenda especial para misiones no está en la biblia. En este caso es cuando nos

apoyamos en los ejemplos del antiguo testamento en que el pueblo daba ofrendas para la

construcción del templo o del tabernáculo, o nos aferramos a una de nuestras

convicciones básicas. Básicamente, “hablar donde la biblia guarda silencio”. Todo esto

estaría bien y correcto, si tan sólo la iglesia del primer siglo lo hubiera hecho. El problema

al utilizar los ejemplos del antiguo testamento de las ofrendas para construcción del

templo o del tabernáculo, es que estas ofrendas sólo se dieron una vez, y no cada año.

Los apóstoles no utilizaron el ejemplo de cuando David reunió dinero para la construcción

del templo, cuando recaudaban el dinero para enviar las misiones. Si ellos no lo hicieron,

entonces ¿por qué nosotros utilizamos a David y otros ejemplos del antiguo testamento

cada año que recaudamos las ofrendas especiales para misiones? Porque nosotros

tenemos que llegar a nuestras metas. Así que buscamos ejemplos de gran sacrificio

financiero y decimos: “Esto es lo que hicieron en la biblia y esto es lo que nosotros

tenemos que hacer”. Esto suena bien, pero a los israelitas no se les decía cuánto tenían

que dar año con año. Cuando David recaudó dinero para la construcción del templo, la

gente lo hizo de buena gana y sin que nadie les dijera cuánto tenían que dar. (2 Crónicas

29:6). Pero el punto es que, incluso si en el antiguo testamento se les hubiera mandado a

dar cierta cantidad cada año, no fue lo que los apóstoles hicieron en el libro de los

Hechos, bajo la nueva alianza.

La verdad es esta: el Movimiento no tiene dinero. Los Ángeles funciona con una línea de

crédito. El dinero que tú das en tus ofrendas especiales para misiones no se va

completamente al fondo de misiones, una parte sirve para cubrir los pagos de ésta línea

de crédito. Puedes echarle un vistazo al boletín de CAICC. En el 2015 recaudamos 2.6

millones de dólares para plantar seis iglesias. Yo sé que para que la iglesia de

Sacramento iniciara se requirieron US$23,000.00. ¿Qué pasó con los US$2, 577,000

restantes? No se requieren US$500,000.00 para iniciar una iglesia. No mandamos todo

ese dinero a otras iglesias de alrededor del mundo. La iglesia de los Ángeles sobrepasó

su límite de crédito y nuestras ofrendas especiales para misiones sirven para pagar ese

crédito. Es impresionante la clase de engaño que se vive en el movimiento.

¿Por qué tuvimos en febrero, una repentina ofrenda para misiones de 3 veces nuestro

presupuesto? Porque Los Ángeles estaba quedándose sin dinero. El administrador de Los

Ángeles se sentó con Kip y le informó que la iglesia de LA sólo contaba con los fondos

para llegar al 15 de enero. Afortunadamente, alguien a quien voy a mantener anónimo, dio

una donación de seis cifras en enero para que la iglesia siguiera funcionando. Una “acción

generosa” en enero en los Ángeles y una ofrenda para misiones de 3 veces en febrero.

Esta es la razón por la cual damos las ofrendas para misiones. Porque tenemos que

llegar a nuestra meta. Porque no hay dinero en el movimiento, especialmente en Los

Ángeles.

Así que cualquiera que conozca su biblia y que sea un líder entrenado en el movimiento,

pensó instantáneamente en algunas escrituras que muestran a los apóstoles recaudando

ofrendas y enviándolas a Jerusalén. Esto me conduce al segundo punto. Pareciera que el

modelo de la ofrenda especial para misiones está tomado de estas escrituras. También

las conozco, ya que cometí el error de predicar utilizándolas y aplicándolas en un contexto

equivocado. Algunas de esas escrituras son: Hechos 4:32-36, Romanos 15:25-28, 1

Corintios 16:1-4, 2 Corintios 8:1-9, Hechos 11:27-30. Todas estas escrituras muestran a

Pablo recogiendo ofrendas de las iglesias y llevando el dinero a Jerusalén para que los

apóstoles lo distribuyeran. Gracias a este concepto llegamos a la conclusión que recaudar

ofrendas especiales para misiones y enviarlas a Los Ángeles para que nuestro liderazgo

central lo distribuya, es bíblico. El gran error en ésta enseñanza es que el dinero que

Pablo recaudaba era para la benevolencia y no para el trabajo misionero. De hecho,

en el primer siglo los apóstoles nunca recaudaron una ofrenda para el trabajo

misionero.

Contrario a lo que nos han enseñado y que hemos enseñado, a los apóstoles no les

preocupaba recaudar dinero para plantar iglesias. Estaban muy ocupados en cubrir las

necesidades de sus congregaciones locales, principalmente en la distribución de comida

(Hechos 6:1-7, 11:27-30). La iglesia de Jerusalén sufrió una hambruna, muchos de los

discípulos no tenían comida. Pablo escribió cartas, y se fue de iglesia en iglesia para

recaudar dinero para la iglesia de Jerusalén. La iglesia de Jerusalén era pobre. Muy

diferente a la Jerusalén de nuestro movimiento, que para no ir tan lejos, recauda la

ofrenda semanal más grande. (La ofrenda semanal de Los Ángeles es 25 veces la

ofrenda semanal de Eugene). La iglesia de Jerusalén del libro de los Hechos, no era el

centro para la toma de las decisiones financieras de todas las iglesias. De hecho, la

iglesia de Jerusalén de la biblia estaba a merced de las demás iglesias. En todas las

escrituras citadas anteriormente, el dinero que se recaudaba era con fines de

benevolencia y no para plantar iglesias. Podrías decir, al igual que yo lo prediqué, que

“aquí en Norteamérica somos materialmente ricos y que necesitamos apoyar a los

espiritualmente pobres alrededor del mundo a través de enviar misiones”. De acuerdo. Yo

también lo creo, pero no podemos utilizar esas escrituras para justificarnos.

Es de vital importancia que entendamos, que en el primer siglo las escrituras y la práctica

de recaudar dinero, era en gran parte con fines de benevolencia y no para plantar iglesias.

¿Por qué es esto tan importante? Porque cuando un predicador, como yo o cualquier otro

líder del movimiento, utiliza las escrituras para decirte que tienes que dar tantas veces tu

ofrenda semanal para las misiones, para nada estas imitando las escrituras. Pablo dice en

repetidas ocasiones, que los discípulos daban lo que habían decidido dar, no lo que

alguien más les dijo que dieran (Hechos 11:29, 2 Corintios 9:7).

Entonces, ¿por qué los discípulos recaudaban tanto dinero para ayudar a los pobres y no

para plantar iglesias? Una de las razones es, porque Jesús enseñó que si no nos

ocupábamos de los pobres y necesitados, especialmente de los creyentes, ¡nos iríamos al

infierno! (Mateo 25:31-46). El ser benevolente es una práctica importante para conservar

tu salvación. Cuando Pablo habla de probar la sinceridad de tu fe al compararla con el

entusiasmo de otros, no habla de cuán dispuestos estamos para dar para apoyar

misiones, sino cuán dispuestos estamos para apoyar a otros hermanos y hermanas que

tienen necesidad. Bueno, algunos dirán, como lo hice yo, que los discípulos que están

arriesgando sus vidas en países del tercer mundo necesitan nuestro apoyo a través de las

ofrendas especiales para misiones, y que si pudiendo hacer algo no lo haces, eres avaro.

Nuevamente, también lo creo. Entonces el apoyo a través de las ofrendas especiales

para misiones sería una ofrenda de benevolencia y no un pago obligatorio de un múltiplo

de tu ofrenda semanal. Tenemos que tener clara la diferencia entre uno y otro, para

asegurarnos que no estamos malversando los fondos. (Porque es un delito) Es triste

decirlo, pero en este punto no somos diferentes de muchas iglesias con falsa doctrina.

Muchas iglesias de la comunidad religiosa, donan alrededor del 5-10% a proyectos de

benevolencia locales, y en nuestro movimiento de iglesias, la mayoría da alrededor del

10% a lo mismo. (En estos números no incluyo los pagos a MERCY Worldwide, ya que

como iglesia local está establecido que demos a MERCY Worldwide y por consiguiente no

hagamos benevolencia).

Otra razón por la cual los discípulos podían enfocarse en dar a proyectos de

benevolencia, era porque en el primer siglo ellos no necesitaban dinero para plantar

iglesias. Parece imposible, pero si lees el libro de los Hechos, eso era exactamente lo

que pasaba. ¿Cómo plantaban iglesias? Por lo general a través de persecución. Nuevas

iglesias en otras ciudades surgían gracias a la necesidad de tener que trasladarse por el

acoso que sufrían. (Hechos 8:1, 14:1-6) Otra manera de plantar iglesias que descubrí en

el libro de los Hechos, fue que la gente lo hacía con sus propios fondos. Muchas veces,

cuando Pablo llegaba a una ciudad, trabajaba. (1 Corintios 18:1-4; 1 Tesalonicenses 2:9-

10) Ésta es evidentemente una manera mucho más económica, en comparación con la

recaudación millonaria que se hace para plantar unas cuantas iglesias cada año. En el

2015, según el boletín que publica la iglesia de Los Ángeles, recaudamos 2.6 millones de

dólares y plantamos 6 iglesias. Sé con certeza que no cuesta US$433,000.00 iniciar una

iglesia. En la iglesia de Eugene y en muchas otras iglesias del movimiento, esa cantidad

de dinero serviría para más de dos años de presupuesto. Sabemos que parte de esos 2.6

millones de dólares, y evidentemente una gran parte, sirvió para financiar iglesias que ya

han sido plantadas. Lo que significa que para plantar, por ejemplo, Sydney Australia, en

el 2014 necesitamos una ofrenda especial de misiones de 20 veces y una de 5 veces y

que además en el 2015 teníamos que recaudar dinero para seguir financiándola. Pero no

sólo financiamos año tras año a Sydney, año tras año financiamos a iglesias en

Norteamérica, Suramérica, África y Europa. A pesar de que plantamos más iglesias,

nosotros el pueblo, cada vez sacrificamos más y más dinero para financiar el dinero que

ya hemos financiado. (Suena confuso, pero así es como el Liderazgo Central logra

funcionar cada año y es la razón por la cual continuamos pagando cada año más y más)

Probablemente has escuchado predicar, que para evangelizar “se necesitan personas y

dinero”, yo lo escuché. Y sé que lo prediqué porque lo escuché predicar. Pero la verdad

es que en el primer siglo, la iglesia evangelizó al mundo en su generación y al parecer no

necesitó dinero.” El que confía en sus riquezas se marchita, pero el justo se renueva

como el follaje.” Proverbios 11:28 He llegado a pensar que gracias a la idea de

necesitar dinero para evangelizar al mundo, jamás lo lograremos, ya que el mundo nos

evangelizó primero. Y en nuestro movimiento, tristemente, dependemos del dinero para

llevar la salvación al mundo.

El último punto que tengo en relación a las misiones, es que no damos ofrendas

especiales para misiones, las pagamos. Siendo claros, el Liderazgo Central no nos está

sugiriendo que demos 20 veces nuestra ofrenda en mayo, ellos ya cuentan con que la

demos. Tanto así que el dinero de las ofrendas especiales para misiones ya se debe

mucho antes de que se termine de recaudar. Generalmente, si una persona da algo, lo

hace de buena gana y cuando le nace. Tiene la libertad de decidir lo que quiere dar. Esto

es lo que vemos en el libro de los Hechos (Hechos 11:29-30) Pero si no puedo decidir lo

que quiero dar, entonces ¿será bien aplicado el término “dar”? Si tú me dices lo que debo

dar, entonces más bien se convierte en una imposición. Entonces si sólo sigo

instrucciones, no estoy dando voluntariamente sino cumpliendo con lo que se me ha

impuesto. Con las ofrendas especiales para misiones, se nos indica lo que debemos dar y

cuándo lo debemos dar. Si nos mandan a dar, entonces lo hacemos a la fuerza (2

Corintios 9:7). La manera en que el Liderazgo Central logra hacer esto, es porque no le

comunica a cada miembro por individual cuánto tiene que dar, sino que da instrucciones a

la iglesia en general de cuánto es lo que se espera recaudar. Básicamente a nuestra

“Jerusalén” no le importa quién da qué, sino que lleguemos como iglesia a la meta que se

nos ha impuesto. Así que si una persona da 3 veces, pero otra da 37 veces, no es lo que

importa, siempre y cuando se alcance la meta total. Bíblicamente, un hombre no le puede

decir a otro la cantidad que tiene que dar para las misiones mundiales, pero aplicando lo

de: “hablar donde la biblia guarda silencio”, sí se le pude decir a la iglesia entera. Siendo

más explícito; al darle la instrucción a la iglesia entera y presionarla a través de una

combinación de sermones inspiradores e historias; mostrando el impacto utilizando el

boletín de buenas noticias [Good News Email], entonces técnicamente no se obliga a una

persona a dar individualmente. Lo que se hace es aconsejar a las iglesias a que

evangelicen el mundo. Pero si la biblia prohíbe que se les diga a las personas cuánto

deben de dar, ¿cómo puede una iglesia decirle a la otra cuánto es lo que debe de dar?

Los líderes del movimiento saben que Pablo fue a las iglesias alrededor del mundo

enseñándoles a que fueran generosos y que enviaran ofrendas a Jerusalén, pero ya

hablamos de eso en mi segundo punto, y dejamos claro que se refería a una ayuda para

los pobres y necesitados de Jerusalén. El caso es que si queremos un estilo de vida

como el del libro de los Hechos, entonces el Liderazgo Central del movimiento no

puede decirnos, a los líderes de iglesia o miembros individuales, cuánto debemos

dar para financiar las misiones. Es su trabajo el tomar nuestras ofrendas y decidir

cómo gastarlas, y no el decidir cómo gastar el dinero y después tomar las ofrendas para

cubrir sus decisiones. La primera opción es responsable y permite que los miembros den

de buena gana. La segunda opción nos obliga a levantar ofrendas especiales para

misiones cada 3 meses, como lo hacemos actualmente. (9 veces en noviembre, 3 veces

en febrero, y 20 veces en mayo). Nada bueno sale de la confusión y el desorden.

Necesitamos tener presente que Los Ángeles no solo recibe tus ofrendas especiales para

misiones; ellos también reciben tu pago de la administración central y tu pago para Mercy.

El 16% de tu ofrenda semanal se destina para la administración central y el 3% para

MERCY Worldwide. Así que para ustedes, discípulos fuera de Los Ángeles, su ofrenda no

se emplea para financiar el trabajo de su iglesia. Ustedes dan dinero para financiar a su

iglesia y a la iglesia de Los Ángeles. Así mismo, el 90% de dinero que se da a MERCY

Worldwide, no es para los proyectos de MERCY. Ese dinero sirve para cubrir salarios,

incluyendo el del Líder de Sector Mundial. Así que básicamente, sólo el 81% de tu ofrenda

está destinado para financiar tu ministerio, aunque ese número ha estado disminuyendo.

Espero que ahora tengas clara la razón por la que debemos plantar más iglesias. Y sólo

recordemos, estas no son ofrendas, sino pagos. En Eugene conseguimos un lugar que

con el tiempo ya no pudimos seguir pagando. Así que les envié un correo a Kip y a

Michael Kirchner, pidiéndoles que me permitieran dejar de enviar el porcentaje para la

administración central durante 6 meses. Básicamente, les estaba pidiendo que me

permitieran dejar de mandarles dinero; lo cual no tiene ningún sentido ni literal ni bíblico.

¿Por qué tendría que mandarle dinero una iglesia a la otra? En solo este año, ¡Los

Ángeles recibirá más de US$700,000.00 en pagos para la administración central y para

MERCY!

Para finalizar, quiero insistir en mi aclaración inicial: Creo en las ofrendas especiales para

las misiones y creo en que se debe recaudar cada año. Si crees que aquí encontrarás un

argumento para no recaudar ofrendas especiales, estás leyendo el documento

equivocado. Definitivamente necesitamos apoyar a las misiones mundiales y debemos

hacerlo con entusiasmo. Creo que es de gran bendición para nosotros los discípulos

norteamericanos “ricos” el poder sacrificar por aquellos que se encuentran en el campo

misionero bajo condiciones difíciles. Sin embargo, nuestro modelo actual es totalmente no

bíblico y Dios no lo está bendiciendo. Los números se deben analizar en vez de

conformarse con los datos inexactos que se arrojan (es obvio que Dios no está

bendiciendo, si con 2.6 millones de dólares se plantan sólo 6 iglesias). Es la convicción de

toda iglesia en el mundo religioso, que todo lo bueno que les pasa es una bendición de

Dios. No obstante, muchas de estas comunidades religiosas están tan ciegas y

equivocadas, como lo están sus líderes en cuanto a las doctrinas de salvación.

Necesitamos probar el Espíritu, reflexionar en nuestras prácticas, si realmente queremos

evangelizar al mundo en ésta generación. Soy un fiel creyente en que no se trata sólo de

señalar los problemas, sino de plantear soluciones. Así que he pensado en algunas, más

que en solo recalcar lo complicado que está nuestro sistema. Una solución podría ser que

el evangelista local sugiera la meta de la ofrenda especial para misiones para su iglesia y

sea él quien decida cuánto se queda para su ministerio y cuánto se envía a las misiones.

Actualmente nuestros evangelistas son solo supervisores, hasta que eres reconocido en

el Concilio Corona de Espinas, de lo contrario no tienes ninguna participación en la

decisión de dónde plantar iglesias o de cuánto dinero recaudar. Permitamos que nuestros

evangelistas y pastores, sean evangelistas y pastores, y no simplemente coordinadores

para recaudar fondos. ¿Por qué no puedo decidir la meta de nuestra propia ofrenda

especial para misiones, basado en las necesidades de mi iglesia y en las del movimiento

como un conjunto? Los líderes de charla deberían de tener alguna participación (no me

refiero a tener todo el poder de decisión) en cuánto a lo que se pueden responsabilizar

para apoyar la recaudación ¿Será que como evangelistas no somos capaces de hacerlo?

Si nuestros propios evangelistas no son capaces de tomar una decisión espiritualmente

fundamentada como esa, entonces nuestro problema es mucho más grave que no

recaudar suficiente dinero éste año. Una segunda solución podría ser, el dejar de tener

iglesias que no crecen y de plantar iglesias que no están creciendo. De acuerdo al informe

financiero de la Ciudad de Los Ángeles del 2015, nuestra quinta iglesia que ha crecido

más rápidamente, tan sólo estaba creciendo un 41%. (Estas cifras abarcan de enero a

octubre del 2015). Esto significa que las otras 56 iglesias están creciendo menos del 41%

al año y algunas incluso están decreciendo. (Incluyendo la iglesia a mi cargo en Eugene,

la cual decreció en -18% en el 2015)¿No sería más sabio invertir en el crecimiento de lo

que ya tenemos, en vez de obligar a las iglesias a que con gran dificultad sacrifiquen

más? (En el 2015 Eugene decreció de 56 discípulos a 46. Esto fue debido a que durante

todo el año apoyamos a otras iglesias enviando a 8 líderes de charla) ¿Por qué no cuidar

lo que ya tenemos antes de expandirnos? Porque a pesar de lo extraordinarios que sean

los talleres y las conferencias de liderazgo global GLC, los líderes principales saben que

nuestras iglesias no están creciendo, aun cuando hagamos creer lo contrario. Lo que

sucede es que terminamos plantando iglesias con las ofrendas especiales para misiones

que recaudamos, pero luego estas iglesias que plantamos no logran ser autosuficientes

durante el primer año; así que nos vemos obligados a recaudar año tras año más

ofrendas especiales para apoyarlos, al mismo tiempo que sacrificamos a nuestros

principales líderes enviándolos a Los Ángeles para que sean entrenados. Invirtamos en el

crecimiento de las iglesias que ya tenemos antes de invertir en la expansión geográfica de

las iglesias que aún no tenemos. Otra solución sería plantar más iglesias aquí en

Norteamérica. ¿Por qué? Sería más económico y habría más gente ayudando a recaudar

ofrendas especiales para misiones. Qué tal sería el plan de 50 iglesias en los Estados

Unidos en 5 años. Si enumeramos las 50 ciudades principales de Norteamérica, estoy

seguro que ya estamos en casi la mitad de ellas. En vez de plantar iglesias en ciudades

caras como Dubái, o en ciudades del tercer mundo de Suramérica, o África, en donde

vamos a tener que financiarlas para siempre, por qué no plantar iglesias en ciudades más

económicas aquí en los Estados Unidos. No significa que seamos más importantes que

otras naciones, si no que debemos aprovechar al máximo nuestros recursos, antes de

que se agoten. Lo que estamos haciendo ahora mismo es agotar los recursos aún antes

de que se recauden. (Se necesita una ofrenda especial en febrero, simplemente porque

los recursos alcanzan hasta marzo). Plantar iglesias en Norteamérica es mucho más

económico que plantar iglesias internacionales. Gastaríamos más de US$15,000.00 tan

sólo en comprar boletos aéreos para el equipo de misioneros. Habría más personas

dando y eso permitiría que el número de veces fuera menos duro para la iglesia. Existe

otra solución que considero un poco radical, pero no me importaría ser el primero en

hacerlo. El estilo de vida en el libro de Los Hechos: dejar de pagarle a los Líderes de

iglesia de tiempo completo. En el libro de los Hechos, la mayoría de las iglesias que se

plantaron fueron sin recibir un salario. Sin embargo, en nuestro movimiento nos

esforzamos por tener el mayor número de personas posible trabajando tiempo completo

en el ministerio, lo cual cuesta más dinero. Tengo registradas las veces que Pablo predicó

tiempo completo sin goce de un salario. Empecemos a dirigir iglesias sin percibir un

sueldo. Pablo decía:” Así también el Señor ha ordenado que quienes predican el

evangelio vivan de este ministerio.” (1 Corintios 9:14), pero podemos obviar que esto

lo decía mientras expresaba su deseo de predicar sin recibir un sueldo. ¿Por qué? Para

no poner ningún obstáculo al evangelio. (1Corintios 9:12) Si obligamos a los miembros a

dar a la iglesia 28 veces su ofrenda semanal, lo que vendría siendo el salario de 3

semanas, y si da el 10% de diezmo o más; para alguien como yo que da el 16%

representaría dar el salario de un mes, y claro que creo que es poner obstáculos al

evangelio. No es que se ponga un obstáculo en la expansión geográfica, sino en el

crecimiento espiritual, que podría ser la causa por la que nuestro movimiento tiene un

índice del 80% de caídas. Hagamos lo que hicieron en el libro de los Hechos, plantaban

iglesias sin dinero. Todos busquemos trabajo, dejemos de rentar esos exagerados centros

de convenciones y hoteles para los talleres, conferencias y retiros; y empecemos a

reunirnos en casas, tal y como lo hacían en el libro de los Hechos. ¿A quién tratamos de

impresionar? Me cuesta mucho asistir a las costosas conferencias unas dos o tres veces

al año, cuando discípulos de mi ciudad apenas pueden pagar su renta. ¡Vamos a vivir el

estilo de vida del libro de los Hechos!

En Conclusión

Kip:

Hermano, no creo que seas ingenuo. Has estado haciendo esto por 40 años. Tú sabes

exactamente lo que estás haciendo. Esto no es un ataque de índole personal. Te amo,

pero tengo que decir que no estas siendo honesto con el pueblo de Dios. Les haces creer

una hermosa mentira. Oro, para que no hagas lo que estas acostumbrado a hacer. Si mi

presentimiento no me falla, vas a desacreditar este documento y su contenido, al levantar

calumnias en mi contra y contra cualquier cosa que yo diga. Sé que en éste momento

estas irritado; pero más que eso lo que creo es que tienes miedo. Es por eso que enviaste

a 4 evangelistas a Eugene, sólo porque uno se fue. Tienes miedo de que se descubra la

realidad de lo que has construido. Te suplico que te acerques a la luz. En realidad te

apoyamos. Te seguiría hasta el día que murieras, si tan sólo fueras un discípulo honesto y

sincero. Hubieras logrado evangelizar al mundo en una generación y no en dos, si tan

sólo dejaras de competir con la ICOC y abandonaras tu ambición egoísta. Te lo pido,

antes de que sea muy tarde. Tú mismo sabes que esto no va a durar mucho tiempo, pero

no permites que nadie lo sepa.

Líderes de Sector Mundial:

Esta es su oportunidad. Pueden seguir adelante en su camino con el lema de “Familia

hasta el fin”, o ser valientes y exponer las cosas que han presenciado por años. Algunos

de ustedes han expresado estas cosas a Kip y a los ancianos por años. Tienen una deuda

con el pueblo de Dios.

Evangelistas de ICC:

No se engañen más, no lo pueden cambiar desde adentro, como lo solían decir desde

que regresamos a Los Ángeles. Los cimientos están dañados. Lo que entristece es, que

muchos de ustedes lo saben pero eligen quedarse callados, por obvias razones. No es

una invitación a rebelarse en contra de todo, sino a hacer algo o a que se vayan. De otra

manera, serán tan culpables como sus líderes.

Al Remanente:

Está sucediendo de nuevo. Lo que más han temido es precisamente lo que está

sucediendo. Nuestro movimiento se está desmoronando. No tienen dinero y las personas

se van más rápido de lo que se están bautizando. Tú tienes influencia. Haz algo. Tú lo

sentiste y pensaste, cuando nos anunciaron sobre la ofrenda de las 3 veces. Tú lo

sentiste al leer todas esas estadísticas presuntuosas. Está sucediendo. Por favor, te pido

que hagas algo para salvar al pueblo de Dios.

A Todo Discípulo de la ICC:

Tomate el tiempo para estudiar esto. Haz preguntas. Si sientes que es extraño, es porque

lo es. Tienes el Espíritu Santo, aprende a confiar en Él. Es un hecho que los líderes te

necesitan más a ti que tú a ellos. Ellos lo que necesitan es tu dinero, tu evangelismo, tus

amigos, tu familia y tu tiempo. Lo único que tienen es la autoridad que tú les confieres.

Ten presente que no pertenezco al Movimiento Anterior. La iglesia de Los Ángeles me

entrenó. Fui nombrado por la iglesia de Los Ángeles, y fui enviado por ella también.

Desde que me fui, han hecho exactamente lo que dije que harían. Se han dado a la tarea

de manchar mi nombre con pecado, que ellos mismos ocultaron. Atraen a los discípulos

hacia ellos, utilizando manipulación y engaño. No me extraña que muy pronto recibiré una

carta, en la que se me marca y desconfraterniza (nuevamente). En realidad eso es todo lo

que pueden hacer. No pueden responder a nada de lo que yo estoy diciendo, porque

saben que lo que digo es verdad. Todo lo que pueden decir es que soy malvado y todo lo

que pueden hacer es controlar a las personas que me hablan en Facebook. Les temen a

las personas que piensan por sí mismas. Es demasiado peligroso. Tienen que protegerse

a toda costa.

Esto es lo que va a pasar si tienes dudas. Ellos se presentan y tú te presentas cauteloso y

con preguntas. Te van a decir lo terrible es que alguien se vaya de la iglesia. En una

ocasión hablaba con TK por teléfono y me decía: “cuando desconfraternizo a alguien,

hago sentir a la iglesia que me siento triste. Eso es lo más importante, bro. La iglesia tiene

que creer que realmente te entristece”. Esto es lo que él me dijo cuándo otra persona dejó

la iglesia en Eugene. Te dicen lo triste que es que satanás haya entrado en esa persona.

Y antes de que te des cuenta, te están dando una lección inspirante sobre la necesidad

que tenemos de salvar al mundo. Te ríes y te animas, y para el final de la conversación,

vas a estar aún más animado a dar tu tiempo y tu dinero, de lo que nunca antes habías

estado. Así que como resultado, tratas a las personas que se van, como que si tuvieran

una enfermedad. Tan sólo una semana antes, esta persona había sido tu mejor amigo en

el reino. Ibas a abandonar al Señor y ahora ellos te ayudaron a mantenerte en la fe.

Ahora, queda la duda si son o no discípulos. Pero tú estás del lado del líder. Salen

contigo, te invitan a comer y te sientes muy amado. Te sientes muy atraído por su

espiritualidad. Esta persona no podría tener ni un solo hueso de malvado. Después de

todo, la otra persona se marchó. (Por cierto, ¿alguien puede explicar la manera menos

dolorosa para dejar la ICC? No existe una, porque es la única iglesia verdadera, ¿no es

así?) Y así como si nada, todas las preguntas y sospechas se desvanecen. Ese es el

entrenamiento que recibimos en Los Ángeles.

Pero la realidad es que la ICC va a desaparecer en menos de 10 años. Se está

desmoronando. No tienen dinero y todos los discípulos maduros se están marchando. Les

quedan los ingenuos estudiantes universitarios, que tarde o temprano abandonan el

liderazgo.

¿No me crees? Te voy a dar la manera de comprobarlo. Lee el libro de los Hechos y dime

las Cinco Convicciones Básicas que encuentres.

No comments:

Post a Comment